El ADB Hellín logra un importante triunfo ante el CB Daimiel (59-44)

El ADB Hellín se despidió del 2015 con una fácil victoria, la quinta de la temporada, a costa de un Baloncesto Daimiel errático en ataque, ya que se quedó en apenas 44 puntos, por los 59 de los hellineros, que con un Daniel Fernández menos acertado sobre el aro contrario, Andrés Sánchez y Lauri González tuvieron un importante protagonismo. Y es que los dos canteranos anotaron 33 de los puntos de un ADB Hellín que pretendía despedir el ejercicio con una victoria que nunca peligró, por lo que se consolida en esa zona templada de la clasificación, en busca del cuarto o quinto puesto, a falta de dos jornadas que llegarán tras este descanso de Navidad, ante CB Almansa y CB Manzanares, ya clasificados para los play off de ascenso a la Liga EBA.

El equipo de Hellín, que en la ida perdió en Daimiel en la recta final del partido, en esta ocasión no se dejó sorprender por un equipo ciudarrealeño muy fallón, tanto en la línea de dos como en los triples, ya que sólo anotó dos de 26 intentos, lo que dio lugar a 40 rebotes, en una faceta en la que destacó, en el ADB, el propio Dani, con trece capturas, para minimizar el hecho de que apenas anotó cuatro puntos, sin duda, algo no muy habitual en el técnico-jugador madrileño que esta temporada había promediado una media superior a los 20.

Pero Dani Fernández, que aun así fue el jugador con más valoración del partido, y con problemas físicos desde hace semanas, al igual que Alejandro de Andrés, apostó por conducir y dirigir al equipo, procurando las mejores posiciones para que los propios Andrés Sánchez y Lauri González anotaran, más o menos con facilidad, por lo que al final del primer acto se llegó con un elocuente 14-4.

Los hellineros volvieron a la cancha en el segundo acto con el fin de mantener esas rentas por encima de la barrera psicológica de los diez puntos, ante un Daimiel que, poco a poco, empezó a entonarse sobre el aro, frente a un Hellín que tampoco estuvo muy brillante en ataque, con siete canastas de dos puntos, entre 27 intentos, y diez triples entre los 29 intentos que realizó (aunque muchos fueron ya en la recta final del choque, con todo decidido), por lo que al descanso se llegó 30-20.

Pero el ADB se inspiró aún más si cabe tras el descanso, al menos en ataque, y muy fuerte en defensa, ante un Daimiel con muchos problemas y ahogado en el entramado que planteó el técnico hellinero, con puntos de Alejandro de Andrés, Edu Andújar y Rafael Marín, por lo que este periodo terminó con 53-34 y todo decidido. En el último cuarto el ADB, relajado y con rotaciones en la cancha, se dejó llevar, ya que anotó apenas seis puntos, aunque el CB Daimiel sólo hizo diez para, de alguna manera, maquillar el marcador final.

Share Button