Triunfo de un ADB Hellín que certifica su permanencia en la categoría (54-64)

El ADB Hellín Riegos de Levante logró una más que merecida, y sufrida, salvación para seguir la próxima temporada en Primera División Nacional, al vencer por 54-64 al Baloncesto Criptana, rival directo por el mismo objetivo. Aunque los hellineros ya habían logrado la permanencia en la tarde del sábado, tras la victoria del CB Cuenca ante el Basket Cervantes de Ciudad Real.

Pero los de Daniel Fernández saltaron a la cancha, en el último desplazamiento de la temporada correspondiente a la penúltima jornada, con el fin de celebrar la permanencia por la puerta grande, ante un rival que ha reaccionado en las últimas semanas, pero al que se vio mucho más agarrotado en el envite, ya que todavía no está salvado.

El ADB Hellín demostró su profesionalidad y en ningún momento se relajó, aunque liberado de tantas tensiones del pasado y problemas, se le vio alejado de presiones, por lo que el triple de Nacho Vidal y la canasta de Alejandro de Andrés le dieron las primeras diferencias. Pero reaccionaron los locales de manera tímida antes de que emergiera la figura de gran Dani Fernández, autor de siete puntos consecutivos. Sin embargo, Benítez, el mejor jugador de los ciudarrealeños, al menos en ataque, permitió que al final del primer cuarto el partido acabara con 17-14 en contra de un ADB Hellín que se atascó en la recta final de este acto, pero al que se le vio muy serio en defensa, que a la postre sería el elemento clave de la octava victoria de la temporada, y la segunda lejos de casa.

El segundo cuarto comenzó con la canasta del Baloncesto Criptana, a la que replicaron Dani y Andrés Sánchez, que volvía al equipo tras su ausencia de la pasada semana. Pero en un partido muy igualado, Quiñones logró adelantarse a su equipo, en el momento en que Fernández, con dos triples y una canasta de dos, logró voltear el marcador hasta el 25-26. A partir de ese momento, y hasta el descanso, las alternativas fueron la tónica dominante, hasta que se llegó con empate a 31, con doce puntos del propio jugador madrileño del ADB en este cuarto.

A la vuelta de los vestuarios, Lauri González, uno de los grandes destacados, anotó dos triples y varias canastas sobre la defensa local, que vio cómo en un visto y no visto el ADB se marchó en el minuto cinco, 36-42, ante el nerviosismo e inquietud de los locales, a los que no les quedó más remedio que emplearse a fondo en defensa, pero con acciones muy precipitadas en ataque. Al final, 40-46 con el último cuarto por delante.

En el momento de la verdad, el ADB logró mantener la diferencia en un partido con muchos errores y con los puntos subiendo a cuentagotas al luminoso, aunque las acciones de Edu Andújar y Alejandro de Andrés situaron un tranqulizador 42-50. Fue el momento de intercambio de canastas, pero el Baloncesto Criptana, en medio de una gran defensa hellinera, apenas podía reducir las diferencias. Aunque el cielo se le abrió tras la eliminación, a falta todavía de cinco minutos, por faltas personales de Dani Fernández, camino que luego siguieron Alejandro de Andrés y, a última hora, Andrés Sánchez. Pero apareció Lauri González, enorme en todos los sentidos, el que puso sobre la cancha toda su calidad y acierto, hasta firmar un total de 18 puntos que fueron clave en el estirón final de los hellineros, ante un Baloncesto Criptana que ya no pudo remontar.

Share Button