El ADB Hellín inicia las sesiones de entrenamientos de pretemporada

ADB Hellín

Tal y como estaba previsto, el ADB Hellín comenzó la pretemporada en la tarde-noche del pasado lunes, en el Pabellón Adolfo Suárez, con un primer entreno al que acudieron la inmensa mayoría de jugadores de las últimas temporadas, varios juniors y Juanma García que, de momento, es el único fichaje del conjunto hellinero.

El ala pívot de 1’99 metros y 28 años, procedente de Jumilla, fue uno de los grandes alicientes en el regreso a la actividad del ADB, cuatro meses después de que finalizara su andadura en la 1ª Nacional, en la que volverá a militar esta temporada, tras un verano complicado, en cuanto a la decisión que, finalmente, se adoptó de si el club sería o no de la partida.

Bajo la dirección de quien volverá a ser también jugador, Daniel Fernández, en el recinto deportivo hellinero estuvieron caras conocidas, como Alejandro de Andrés, Edu Andújar, Andrés Sánchez, Rafa Marín, Lauri González o Guillermo García, ya que Miguel Lledó y Nacho Vidal están de vacaciones, y Raúl Avia, por cuestiones de trabajo; junto a varios juniors, como Fernando Cano, que ya debutó la pasada temporada, Carlos Henares y Félix Martínez, jugador de la casa que ya vistió en varias etapas la camiseta de ADB y que al menos ha pedido a la directiva poder entrenar.

Precisamente por el entrenamiento estuvieron el presidente, Enrique Díaz, y Rafael Millán, uno de los directivos, que antes de que comenzaron los primeros ejercicios agradecieron a los jugadores su implicación con este proyecto y les desearon la mayor de las suertes en esta andadura y en una categoría de la que de momento no se sabe ni el número de rivales, el sorteo del calendario y el comienzo de la competición que, hasta el año pasado, tenía lugar a finales de septiembre.

Un ADB Hellín que ha reservado de lunes a jueves el Pabellón Nº 1 para llevar a cabo una preparación en la que se combinará el ejercicio físico con el contacto con el balón, casi desde el primer momento, ya que fue en abril cuando terminó la última temporada el cuadro azulón: “Vamos a intentar ir de manera progresiva en la planificación, porque, lo bueno que tenemos es que somos un bloque que nos conocemos desde hace años; como una gran familia que ahora quiere dar un paso más en sus aspiraciones”.

Y es que algunas de la últimas temporadas del club han sido muy complicadas, por los problemas económicos que se han traducido en escasos o nulos recursos para poder fichar jugadores: “En los entrenamientos éramos muy pocos efectivos pero, además, apenas podíamos ser intensos ante el riesgo de poder lesionarnos. Ahora, parece que se dibuja otro panorama para replantear las sesiones entre semana y luego los partidos”.

En este sentido, con más profundidad de banquillo (en el ADB no se descartan que, en los próximos días, se sumen más jugadores de Jumilla o Murcia a modo de prueba), el ADB confía en dar un salto importante, en relación al pasado, incluso a imponer novedades en su patrón de juego más tradicional: “Tenemos un sistema, más o menos claro, pero lo que cambiarán son las rotaciones para llegar en mejores condiciones físicas a la recta final de los partidos que, en muchas ocasiones, por el cansancio, se nos han escapado”.

Share Button