El ADB Hellín sondea el mercado en busca de refuerzos

El ADB Hellín está centrando sus esfuerzos en poner en marcha todo el proceso previo para la consecución de fondos con los que empezar a funcionar, junto a la parcela deportiva, una semana después de salvar uno de sus match ball más difíciles de remontar en su última etapa, con la decisión de inscribir al equipo en la 1ª Nacional el próximo ejercicio.

En este sentido, la idea del presidente, Enirque Díaz, y del técnico-jugador de la plantilla, Daniel Fernández, es que sigan en el equipo la base de los jugadores que han sido fieles en los últimos años, junto a las ayudas puntuales que pudieran ofrecer jugadores juniors como Fernando Cano, que ya la última campaña, aun siendo cadete, tuvo minutos con la primera plantilla.

Pero el ADB quiere que esta temporada se aleje de lo que ha sido una especie de inercia y de supervivencia las últimas campañas, y dar un salto cualitativo y cuantitativo en la competición, por lo que ya se está tanteando un mercado de la zona que, hasta esta pasada temporada, era inalcanzable para las posibilidades económicas del cuadro hellinero.

Fichajes

El club está pendiente de la posible incorporación de un jugador de Jumilla y, cuanto menos, otro de Albacete, a los que se les pagarían los gastos de la gasolina para poder entrenar con el resto del grupo, en Hellín, un par de veces a la semana, junto a los partido en el Pabellón Adolfo Suárez y lejos de casa.

Y es que esta es una circunstancia que ha venido preocupando, y mucho, a los gestores del ADB Hellín en los últimos años: los problemas que existen para reunir a la totalidad de la plantilla cuando, especialmente, se trata de viajes muy lejanos, por lo que se pretende contar con un equipo lo más amplio posible, sabedores de que a lo largo de la temporada pueden surgir contratiempos en forma de lesiones, como la que padecieron Dani Fernández y Alejandro de Andrés el pasado año, aunque ante las urgencias y falta de efectivos no les quedó más remedio que arriesgar.

En lo económico, y tras el pequeño empujón que ya anunció el Ayuntamiento que iba a realizar de manera excepcional con la situación y sin que sirva de precedente de cara al futuro, en el ADB se ha empezado a diseñar, de alguna manera, la campaña de carnés de socios, teniendo en cuenta que la entrada a los partidos en casa, para los mayores de edad, es de tres euros.

En este sentido, de cara a esta temporada se han producido algunos cambios en lo que tienen que ver con los gastos de los árbitros, que hasta ahora se realizaban en tres pagos de 1.900 euros, otro de 1.500 y el tercero de casi 1.600 euros, así como dietas en caso de que la mesa de anotadores se tuviera que desplazar desde Albacete. En el futuro, desde la Federación se ha pedido que se abonen estos gastos una vez que finalice el partido de turno, y que se sitúan cercanos a los 400 euros.

Share Button