El ADB Hellín sucumbe en la pista del líder en la Liga Junior Preferente

El ADB Hellín no pudo sorprender al líder invicto en el comienzo de la segunda vuelta de la Liga Junior Preferente, un Motilla del Palancar que, de esta manera, sumaba la novena victoria consecutiva, aunque con un marcador que se puede considerar exagerado (70-46), ya que los hellineros estuvieron más o menos cerca del luminoso hasta la parte final. Sin embargo, en el tramo decisivo y cuando el conjunto de Dani Fernández empezó a acusar el esfuerzo de la remontada, los conquenses, un equipo mucho más rodado y con experiencia, se aprovecharon del cansancio hellinero y de una serie de errores y precipitaciones, probablemente motivadas por este factor, y vivieron un final de lo más plácido.

Un ADB Hellín que cerró la primera vuelta con tres victorias y con síntomas de haber ido mejorando con el paso de las jornadas, aunque se le sigue resistiendo superar la presión que le plantean los rivales o poder meter más balones en condiciones ventajosas en la pintura a los hombres fuertes y poderosos, como Fernando Cano, quien una semana más volvió a ser el jugador más resolutivo en ataque.

El choque comenzó con un parcial del equipo local de 5-0 que, sin embargo, neutralizó el ADB con las aportaciones del propio Fernando Cano y Pepe Oliver, lo que animó a los hellineros en ataque. A partir de ese momento fue capaz de mantener un intercambio de canastas con el líder, por lo que al final del primer cuarto se llegó con 17-14. El segundo acto comenzó con un triple de Joserra Marín que igualaba el encuentro a 17. Aunque la alegría duró poco ya que los locales volvieron a poner tierra de por medio, fundamentalmente, desde la línea de tiros libres. Pero el ADB, en uno de esos partidos sin nada que perder, no estaba por la labor de no luchar hasta el final por la victoria, y el omnipresente Fernando Cano, en un gran momento de forma desde hace semanas, lideró una nueva reacción de su equipo hasta que al descanso se llegó con 30-25.

A la vuelta el Motilla se mostró muy acertado desde la línea de 6’75, sobre todo por parte de sus aleros Perona y Haro. Y aunque lo hellineros no desentonaron en la pintura y anotaron algunas canastas para mantenerse dentro de una desventaja prudencial de los diez puntos, al final de este cuarto se llegó con 51-41. Cualquier atisbo de reacción se evaporó en el último cuarto donde el ADB se fue del partido, tanto desde el punto de vista físico, como en lo psicológico, por lo que para los locales fue coser y cantar hasta el definitivo 70-46.

Share Button