El Albacete Basket pierde ante el Valencia Basket y dice adiós al sueño del ascenso

Albacete Basket - Valencia Basket (Foto: Fito Díaz)

El Albacete Basket se quedó a las puertas del ascenso a la Liga LEB Plata, tras perder ante el Valencia Basket en los últimos compases del encuentro, por 65-70. El Universidad de Valladolid ganó al Plasencia y logró el ascenso gracias al basket average.

No pudo ser. El triple empate a dos victorias que se produjo al final de la Fase de Ascenso entre Albacete Basket, Valencia Basket y Universidad de Valladolid provocó el desenlace mediante el basket average entre los tres equipos implicados, lo que propició el ascenso del anfitrión.

El Albacete Basket acarició el ascenso durante gran parte del encuentro. En un partido muy igualado, los de Alfredo Gálvez llegaron por delante en el marcador a los minutos decisivos, pero un parcial de 11-0 para los valencianos dejó a los albaceteños por detrás en el marcador y sin posibilidades. El Valencia Basket se llevó el encuentro y dejó a los manchegos hundidos, ya que las opciones se habían esfumado de un plumazo.

Inexplicable, doloroso e injusto final para un play off que durante todo el fin de semana había transcurrido de forma plácida, tranquila y favorable a los intereses del Albacete Basket. Resulta muy difícil, casi imposible entender como tras ganar en la primera jornada al Universidad de Valladolid, es precisamente este el equipo que termina por encima en la clasificación. El castigo para los de Alfredo Gálvez es, se mire por donde se mire, inmerecido, desmesurado.

El Valencia Basket empezó fortísimo en defensa. Lo fue durante casi todo el partido. Y anotaba con facilidad en el primer cuarto del encuentro dado que al contrario, al Albacete le costaba defender. Ofensivamente, igualmente atascados y con claro nerviosismo que fue causa de numerosas imprecisiones. El Valencia desde el principio se colocó claramente arriba. Se abrió el partido con una canasta de Massine, aunque después un parcial del Valencia de 7-0 les pusiera en ventaja hasta bien avanzada la segunda mitad. Hasta de 6 llegó mientras tanto el Valencia a ponerse por delante en repetidas ocasiones. A arreones, y aunque con un ataque bastante atascado, el Albacete Basket se mantenía en el partido con más casta que calidad.

En el segundo cuarto más de lo mismo. El ataque no encontraba fluidez con un marcaje ferreo de Hoffmann sobre la creación de juego albacetense que no encontraba líneas de pase. La defensa del Valencia seguía siendo agresiva y atosigante. Así 32-37 era el tanteador al descanso con las espadas en alto aunque siendo el filial valenciano claro dominador del encuentro hasta el momento.

Impresionante sin embargo tras el descanso la reacción verde. Se cambiaron las tornas y durante el tiempo que duró el tercer periodo el Albacete defendió con muchísima intensidad. Robó infinidad de balones. Podría haber gozado aún de más acierto anotador pero el tiro de tres de Fox fue suficiente para dar la vuelta al electrónico y durante gran parte del segundo tiempo soñar con la victoria y el consiguiente ascenso. Hasta tres veces percutió el hispano-argentino la red valenciana desde el 6’75 en la tercera manga del encuentro, poniendo por primera vez por delante a su equipo, por 46-45 a 4:45 del final del tercer cuarto.

Y más inexplicable aún resultará al lector comprender cómo se pudo escapar de entre los dedos cuando el último cuarto comenzaba por los mismos derroteros. Fox de 3, Eugenio Gómez de 3, Fox otra vez más… Elías que se sumaba a la fiesta… el Albacete se iba 9 arriba, con 62-53. A 5:15 del final parecía realmente en el bolsillo.

Un tiempo muerto del técnico valenciano y a partir de ahí dos pérdidas de balón que propiciaron el contraataque naranja fueron el principio de la catastrofe. A partir de ese momento con sus propias pérdidas los verdes metieron en el partido a los valencianos, a quienes recuperar su nivel durante la última mitad de la cuarta manga les bastó para remontar con un parcial de 11-0.

La miel en los labios y  el corazón en un puño. No pudo ser y el Albacete Basket vuelve ya hacia la capital manchega con la sensación de los deberes hechos y de haber sido tristemente incapaz de rematar la faena cuando lo más difícil parecía atrás. La temporada termina, el club seguirá en Liga EBA para su tercer proyecto. Que el error en un último partido y el amargo sabor de boca no empañen para nada el gran trabajo que los hombres de Alfredo y Daniel Gálvez han llevado a cabo durante todo un año de ilusión y sueños.

Noticias relacionadas:

Share Button