El Albacete Fútbol Sala está al borde de la desaparición

El Club Albacete Fútbol Sala está al borde de la no participación, después de 32 años de historia y otros tantos en competición, pasando por todas las categorías, incluida la Primera División hace ahora once años. En agosto de 1984 comenzó la andadura del club, después de que el mítico periodista José María García visitara el Pabellón del Parque con el legendario Interviú, ahora Movistar Inter, reciente campeón de Liga y Copa de la máxima categoría, en un singular partido amistoso del Trofeo Feria de Albacete.

A partir de ahí echó a andar un equipo compuesto en su totalidad por integrantes de la ciudad, con Manuel Gómez como presidente y como entrenador Manuel Héctor Lerma, tristemente ya desaparecido. Pasaron algunos años con todos los jugadores de la capital. Después el equipo fue transformándose y llegaron jugadores foráneos tanto nacionales como extranjeros, provocando que el equipo diera el salto definitivo a divisiones superiores, realizando muy buenas temporadas, compitiendo a gran nivel y dejando una gran huella en todo el territorio español. Eso quedó sin duda atrás. Después el club fue perdiendo categorías, a causa de la crisis económica y la falta de apoyos principalmente privados y también por los recortes institucionales.

Las últimas temporadas han sido extremadamente insufribles, gastando bastante más dinero de lo que se ha podido ingresar. Quien sabe si realmente fue un error o no ascender hasta la máxima categoría, pues la herencia recibida de entonces ha provocado una herida tan grande que es casi imposible de curar salvo con una “inyección económica” institucional o privada o mediante ambas que pudieran enderezar medianamente la nave albaceteña y poder así continuar al frente cumpliendo más años en competición.

Y es que la crisis, los recortes y la poca cultura de ayuda al deporte minoritario han provocado la desestabilización de clubes modestos como el nuestro y la ya desaparición de otros clubes de la ciudad, por citar algunos: Club Voleibol Albacete, los equipos senior de fútbol EF Albacer, Zona Cinco, etc..

Este club siempre se ha caracterizado por su modestia y lucha personal y totalmente sin ánimo de lucro. Todo lo contrario. Se puede contar con la mitad de los dedos de una mano las personas que continúan empujando desde abajo para que el club no naufragase los últimos años. Para ello, las citadas personas tuvieron que avalar mediante préstamos personales con su patrimonio. Y ahí siguen intentando sacar debajo de las piedras cualquier euro que pueda sufragar los gastos atrasados y los presentes y futuros, independientemente de que el equipo no siga compitiendo. Quizás nadie tenga totalmente la culpa de esto, pero puede aplicarse el dicho de “entre todos la mataron y ella sola de murió”.

Escuelas y Cantera

El club maneja cada temporada cerca de 600 niños en el programa de escuelas de promoción deportiva en convenio con el Ayuntamiento de Albacete, distribuidas por todas las zonas y barrios de la ciudad. Además la cantera está presente en todas las categorías, desde prebenjamines, alevines, infantiles, cadetes y juveniles, en las competiciones de Juegos Deportivos Municipales. Así como en la categoría cadete regional e infantil asociado y el equipo juvenil de división de honor.

La cantera ha dado sus frutos. En ella se han forjado buenos jugadores. Varios de ellos han sido seleccionados con la selecciones regionales: infantil, cadete y juvenil. Y de forma más destacada, Raúl Gómez que fue fichado por el FC Barcelona y actualmente milita en el equipo de Segunda División del club azulgrana, además de ser seleccionado con la Selección Española sub-21, al igual que Ernesto Casañ, que fue campeón de Europa con dicha selección. Javier García “Chino” que lleva jugando ya cuatro años en Primera División tras abandonar el club albaceteño. Y otros tantos jugadores que alcanzaron muy buen nivel pero que por una u otras causas no han podido continuar progresando.

Por descontado damos las gracias a aquellas empresas grandes, medianas y pequeñas que en su momento colaboraron y patrocinaron al club para subir escalafones hasta conseguir jugar en la denominada mejor liga del mundo. Gracias a las que todavía y a pesar de la precariedad económica y sus particulares ajustes presupuestarios han seguido apoyando al club en la medida de sus posibilidades año tras año, haciéndose ver ó incluso de forma anónima. Pero a pesar de ello no es suficiente para poder afrontar los numerosos gastos que se generan a la hora de afrontar una temporada.

Lamentamos por otra parte que algunas empresas y entidades a las que el club ha visitado, nos han dado la espalda o ni siquiera nos han contestado con un sí o un no.

Todos somos conscientes de que no corren hoy en día buenos tiempos para nadie a nivel económico, ni para el sector privado y para las instituciones. Pero seguro que tienen que haber fórmulas para que el deporte en nuestra ciudad no caiga tan bajo. ¿Qué se le puede ofrecer a los aficionados? ¿Dónde se van a mirar la gran cantidad de niños y niñas que practican especialidades deportivas desde bien jóvenes? ¿Dónde va a estar la referencia de esos deportistas que han pasado por todas las categorías del club?… desde prebenjamines hasta juveniles. ¿En qué espejo se van a mirar? Cuando alcancen la mayoría de edad, ya no podrán seguir compitiendo porque mantener las categorías senior de los clubes son una auténtica “ruina”. Los gastos son innumerables: Derechos de inscripción; Fichas federativas; Arbitrajes; Autocares; Equipaciones; Tasas municipales por uso de instalaciones; etc… Precariedad en los desplazamientos, tales como que los deportistas no pueden ni alimentarse en condiciones para ir a afrontar un encuentro.

Ayudas y Recortes

A pesar de que las instituciones locales son el principal soporte económico del club. El Ayuntamiento con el convenio de escuelas de promoción deportiva y la Diputación asimismo con el convenio anual de promoción y ayuda, no es suficiente. Pues en ambos casos en los últimos años también ha habido recortes. Por otro lado, la Junta de Comunidades lleva cinco años sin ayudar al deporte minoritario y también es otro paso atrás a la hora de hacer frente a los ya citados gastos.

Así pues, pocas fechas quedan para que los responsables del club decidan si entrar o no en competición en la temporada que comenzará tras el verano, principalmente para que no sigan aumentando y acumulándose más deudas.

Solo queda la alternativa de que puedan llegar patrocinios privados o institucionales que, sirvan de ayuda para que cuando menos el club pueda competir dignamente en la categoría que milite.

Share Button