El Albacete Fútbol Sala saca conclusiones positivas de su temporada

Albacete FS - Infantes FS

Tras perder el último partido de Liga ante el Santa Olalla FS en el Pabellón del Parque, el Albacete Fútbol Sala da por cerrado este curso futbolístico donde han surgido multitud de dificultades. La fuerte competitividad en una categoría tremendamente igualada, los aprietos económicos y las lesiones en la recta final del campeonato liguero han sido algunas de las piedras en el camino para los albaceteños. Tras quedar undécimos clasificados, el próximo año se trabajará para hacer un equipo que aspire a finalizar entre los primeros de la Tercera División.

Después de un comienzo prometedor, ganando tres de los cuatro partidos que iniciaban el calendario, sobre todo al Calera en casa y el derbi contra el Minaya, el equipo se mostró sólido hasta navidades, aunque alternando resultados buenos con otros negativos. El mejor momento se alcanzó a la vuelta de las vacaciones, doblegando al Bargas e Infantes en el Pabellón del Parque, dos de los gallitos del grupo, y dando una imagen muy buena. A partir de entonces, comenzó una racha terrible de derrotas, donde el equipo estaba muy justo. Las lesiones de Chema y Rafa, dos hombres con mucha experiencia, y la imposibilidad de realizar entrenamientos por las bajas mermaron a los hombres de Domingo Cuartero. La segunda vuelta ha sido muy pobre con tan solo 8 puntos cosechados y donde lo mejor fue la victoria ante el Pozuelo, el equipo que mejor fútbol ha realizado de toda la Liga.

En el aspecto positivo, hay que apuntar que chicos jóvenes como Juanfran, Diego Yeste o Sapo han evolucionado y han dado un salto de calidad respecto al año anterior. Aunque ya habían jugado en su época de juvenil, estos jugadores han sido la base de esta temporada. Y serán piezas claves en el futuro. También han alternado con la primera plantilla futbolistas que darán que hablar en la 2015/16 como Miguel, Razvan, Iván, Álvaro Clemente o Álex Resta. La cantera sigue siendo el mejor activo del club de cara al futuro.

Por el contrario, las dificultades económicas siguen siendo el principal escollo. La falta de ayudas y patrocinios lastran mucho las aspiraciones. Así como la cantidad de kilómetros que tiene que hacer el equipo a lo largo del año en una competición de ámbito regional. Desde el club ya se trabaja para seguir adelante y poder aspirar a cotas mayores en la próxima temporada.

Share Button