Albacete: inicio y ¿final? de la época dorada de ‘La Roja’

Anoche Albacete disfrutó con el partido de la Selección Española de fútbol. Y con la clasificación para disputar la fase final del Campeonato del Mundo que se disputará en Brasil en verano de 2014. Una cita en la que La Roja intentará revalidar el título que logró en 2010 en Sudáfrica.

Fue precisamente en la fase clasificatoria para la cita sudafricana cuando la Selección Española visitó el Carlos Belmonte por última vez. En aquella ocasión nuestro rival fue la selección de Armenia, que apenas pudo hacer nada para frenar a un equipo que estaba de dulce y oro. El 4-0 con el que concluyó el envite es un claro indicador de las diferencias que existían entre ambos contendientes. Aunque las dos escuadras han evolucionado y han logrado éxitos inimaginables no hace mucho.

Aquel partido fue muy especial por varios motivos. Por ejemplo, iba a ser el primer duelo oficial que la Selección disputaba en España tras haberse proclamado campeona de la Eurocopa celebrada en Austria y Suiza ese mismo verano. El primer gran hito del combinado nacional.

Si hablamos de nombres propios, aquel partido tenía varios motivos que lo hacían especial. Para Vicente Del Bosque, el seleccionador, el duelo era importante ya que era el primero que iba a jugar en España desde que asumió el mando. También fue importante para Bojan Krkic, que debutó con La Roja ante la previsión de convertirse en una gran figura del panorama futbolístico mundial. Marcos Senna fue otro de los que salió muy contento del Carlos Belmonte, no en vano, su tanto (el cuarto a los armenios) fue el primero que hizo con la camiseta del cuadro español.

Aunque, por supuesto, hubo un nombre que brilló con luz propia: Andrés Iniesta. El albaceteño jugaba en su casa, ante su familia y amigos y fue el foco de todas las miradas. La locura por el bravo futbolista del FC Barcelona estaba comenzando a desatarse.

Todos estos detalles ya hicieron que el choque fuera especial. Sin embargo faltaba un detalle más para hacerlo casi mágico. El partido se jugó en plena Feria de Albacete. Era el mejor toque posible. Cada partido de la Selección Española se estaba convirtiendo en una gran fiesta desde aquel gol de Fernando Torres a Alemania, y unificar la festividad futbolística con la mejor Feria de España supuso el éxtasis. Un gran colofón a un verano que a muchos se nos quedó grabado en el corazón.

Pero, ¿y ahora? Ahora el choque ha estado marcado por otros detalles. Por ejemplo, en aquel momento el duelo suponía el inicio del viaje hacia la fase final del Campeonato del Mundo de Sudáfrica (el primero como locales). Ahora ha sido el último antes de la cita de Brasil.

Aquel día David Villa marcó dos goles y en esta ocasión no ha estado en la convocatoria. Marcos Senna marcó ante Armenia su primer gol con España, ahora está jugando en Estados Unidos, dando sus últimos coletazos. El otro goleador del duelo de 2008, Joan Capdevilla, ha regresado al RCD Espanyol. Y Bojan Krkic… bueno, parece que insinuaba más de lo que fue. Ahora juega en el Ajax de Ámsterdam.

Bojan Krkic (Foto: Laura Arroyo)Bojan Krkic en el entrenamiento de España en 2008 (Foto: Laura Arroyo)

Si hablamos de Vicente Del Bosque, si en 2008 era su primer encuentro oficial como seleccionador nacional en suelo español, ahora podemos haber vivido su último partido oficial como seleccionador en nuestro país. El salmantino no tiene claro su futuro y hasta que no pase la cita mundialista de Brasil no sabremos si Albacete fue punto de inicio y de destino del exitoso periplo del ex técnico del Real Madrid con La Roja.

¿Y Andrés Iniesta? Bueno. El albaceteño se ha ganado un hueco en el corazón de cada español. La locura que se intuía en 2008 tuvo su culminación en 2010 y en aquel gol que nos hizo campeones del mundo. Un tanto que hace que en cada estadio que juegue sea totalmente ovacionado.

Si vemos los dos contendientes de 2008, España y Armenia, ambos han logrado cotas inimaginables en aquel día de septiembre. Nosotros tocamos el cielo en Sudáfrica. Y repetimos en la Eurocopa de Polonia y Ucrania de 2012. En nuestro debe sólo quedan los dos tropiezos en las dos últimas ediciones de la Copa Confederaciones.

También para Armenia el partido de 2008 supuso un antes y un después. Los armenios fueron evolucionando en su fútbol, lo que hizo que consiguieran buenos resultados e incluso estuvieron a las puertas de disputar la repesca para la Eurocopa 2012. Aunque un español, Iturralde González, con un arbitraje raro (la UEFA tenía una deuda con Irlanda de un par de años antes) se lo impidieron.

En 2008, en los albores de la crisis y en un ambiente puramente festivo, España jugaba en el Carlos Belmonte su primer partido de clasificación para el Mundial de 2010 como local. Ahora, cuatro años después, España se ha clasificado para el Mundial de 2014 en el Carlos Belmonte. Tal vez sea el preludio de un nuevo gran éxito, como en 2008. O tal vez sea el punto y final a la época dorada de La Roja. En unos meses saldremos de dudas.

Share Button