Alejandro Martínez aprovecha una caída y gana la V Clásica Ciclista Villa de El Bonillo

Emoción desde el primero hasta el último de los kilómetros. Así podría resumirse la quinta edición de la Clásica Ciclista Villa de El Bonillo disputada este domingo.

El Club Ciclista de la localidad, organizador de la prueba, acertó con el cambio de recorrido y los 42 kilómetros que determinan el triángulo entre Lezuza, El Ballestero y El Bonillo nos brindaron un gran espectáculo que después de dos vueltas hubo que decidirlo al sprint. 

También cambiaron la salida y la meta y fue muy positivo porque la Plaza Mayor de El Bonillo, con la histórica portada de su Ayuntamiento o la iglesia de Santa Catalina ofrecen un marco más digno para una carrera que ya está consolidada en el calendario de la Real Federación Española de Ciclismo. 

Otro aspecto a destacar: la participación, con buena parte de los mejores equipos ciclistas en categoría júnior y más de setenta inscritos para la salida, momento en el que hubo que cumplir con rigurosidad con el control de firma y la presentación de equipos. 

La película

En cuanto al desarrollo de la carrera, no nos equivocamos si decimos que fue una locura desde el kilómetro cero, con sucesivos escarceos y una escapada con hasta dieciséis corredores que al completar la primera vuelta llevaba más de un minuto al grueso del pelotón. Pero Belizón y Rodríguez-Andalucía no andaban por la labor de consentir y su trabajo volvió a unir al grupo a treinta kilómetros. Ya con la carrera rumbo a El Bonillo, algunos valientes lo intentaron pero la velocidad que se impuso, por encima de los 50 kilómetros por hora, hizo imposible la aventura. 

Metidos ya en las empinadas calles bonilleras, el grupo se convirtió en una hilera veloz en la que el que mejor tomase la última curva hacia la Plaza Mayor podría llevarse la victoria. Así ocurrió, pues Javier Gil (CC Sax) cometió el error de mirar hacia atrás y se empotró contra las vallas de protección. Detrás de él, un avispado Alejandro Martínez Peñalver (Puertas Padilla-Bahía de Mazarrón) se encontraba la victoria en la mano con Gil lamentándose desde el suelo. Segundo fue Pablo Salido (Bathco) y tercero Juan Camacho (Castillo de Onda). El tiempo para todos ellos fue el mismo 1:59:00. 

En la clasificación por equipos, el triunfo fue para Ofertbikes.es-Grupo Paco López; Iván Moreno (Benicassim) se llevó la Montaña y Javier Gil Torregrosa (Giménez Ganga CC Sax) se hizo con las Metas Volantes. 

Alejandro Martínez celebra la victoria
 

En meta, el ganador, el murciano Alejandro Martínez explicaba que éste es su primer año como júnior y que es “mi primer triunfo importante”. Sobre la carrera dijo que “en la primera vuelta, mis sensaciones eran malas, no terminaba de sentirme bien y no creía que iba a estar con los de delante, pero en la segunda, con el pelotón ya agrupado y acercándonos a la meta, había que jugársela”. Acerca de esa accidentada llegada, el ciclista comentaba que “con tanto calor el suelo puede resbalar y la bici a mí también se me ha ido un poco, pero debe ser porque practico mucho con BTT que he sabido controlarla y pasar el primero”. 

Destacar para terminar la excelente organización del Club Ciclista El Bonillo que, un año más, se superó a sí mismo. 

Share Button