Bielsa y Llorente, condenados a entenderse

Fernando Llorente y Marcelo Bielsa

Que Marcelo Bielsa es peculiar es conocido por todos, ya que si le llaman Loco por algo será. Que Fernando Llorente es, hoy en día, el mejor delantero del Athletic Club de Bilbao es una evidencia, aunque habrá gente que piense de otra forma (y eso es totalmente respetable). Que ambos están condenados a entenderse es vital para el devenir del club vasco. Y precisamente por el bien del club esta situación debe cambiar.

El Athletic se jugaba gran parte de sus opciones de continuar en la Europa League en Lyon, donde Llorente ha vuelto a ser suplente. Y al final, a Bielsa no le ha quedado más remedio que tirar del delantero para que le resuelva la papeleta, aunque esta vez no ha tenido éxito, pero ha creado mucho peligro durante los minutos que ha estado sobre el terreno de juego. Resultado: el Athletic está al borde de la eliminación.

Cierto es que Llorente expresó, en verano, su deseo de abandonar el club bilbaíno. Pero al final no se ha ido, por lo que es un jugador más de la plantilla. Bielsa no se lo ha perdonado y el delantero entra muy poco en los planes del técnico. La actitud de Llorente en verano es reprobable, pero una vez que se ha quedado no se puede prescindir así de uno de los futbolistas más importantes de la plantilla y uno de los artífices de la gran temporada que hizo el Athletic el pasado año.  

El interés del club debe primar por encima del personal y eso, en estos momentos, no está siendo así. El Loco sigue con sus locuras en relación al tema Llorente y eso es un lujo que el Athletic no se puede permitir. Bielsa y Llorente están condenados a entenderse, sobre todo si el primero no quiere perder su puesto de trabajo, ya que este Athletic está muy lejos de la versión mostrada el año pasado, con exhibiciones ante equipos como el Schalke 04 o el Manchester United. Así que, o impera la cordura, o las locuras hundirán aún más al conjunto vasco.

Share Button