Borrón y cuenta nueva

La Fórmula Uno es el deporte de la velocidad por excelencia. Las carreras son vibrantes y la velocidad a la que se producen los cambios de neumáticos es de vértigo. Todo es rapidez.

Unas milésimas de segundo pueden decidir una carrera (también un error en la estrategia). Es todo tan rápido, que apenas hace dos días que ha finalizado el Mundial y ya están todos inmersos en el próximo campeonato.

Mientras Vettel sigue festejando su título, las demás escuderías ya se han puesto manos a la obra con vistas al año que viene. No hay tiempo que perder. Williams ha confirmado la continuidad de Barrichello y la marcha de Hulkenberg. Toyota ha roto, unilateralmente, su acuerdo con Hispania. Ferrari, pese a su fallo en la estrategia, no hará cambios en su equipo. Las escuderías probarán este sábado en Abu Dhabi los nuevos neumáticos para la próxima temporada, que serán fabricados por la marca Pirelli…

Las noticias se sucederán en los próximos días. El baile de pilotos en busca de volantes para el año que viene será constante. El circo de la Fórmula Uno no para. Es tanto el dinero que se mueve en este deporte que no hay tiempo que perder. No hay tiempo para lamentarse. No hay tiempo para descansar. No hay tiempo para nada. Todos los equipos han hecho borrón y cuenta nueva. El espectáculo continúa…

Share Button