Yago Sardina y Desiré Moya vencen en la prueba BTT de La Vegallera, en Molinicos

Desiré Moya en la prueba BTT de La Vegallera

El pasado domingo se disputó en La Vegallera (Molinicos) la vigésimo tercera prueba del Circuito Provincial de BTT organizado por la Diputación de Albacete. La carrera, que contó con la participación de casi trescientos corredores, no defraudó a nadie y ofreció un excelente recorrido, con las ya clásicas ascensiones que esta pedanía tiene, amén de sus bellos parajes que hicieron que los corredores disfrutasen de un marco incomparable para la práctica de la bicicleta todoterreno. Además, las condiciones meteorológicas fueron bastante benévolas con los corredores, ya que la temperatura en ningún momento pasó de los veinticinco grados, lo que propició que la inmensa mayoría de los participantes volviesen a sus hogares con la satisfacción de haber completado una prueba más, en un marco realmente singular.

A nivel deportivo destacar nuevamente la gran actuación de los corredores del Manzanares Berria Racing Team, Desiré Moya y Yago Sardina, que se adjudicaron una victoria más en esta temporada. La primera cuenta por victorias prácticamente todas sus participaciones en este 2017, convirtiéndose como la más firme candidata al triunfo final del Circuito, ya que aunque no está dentro de la clasificación general, porque no ha completado el mínimo de diecisiete pruebas que se requiere para estar en ésta, en el momento de que lo haga es muy probable que arrebate a Verónica González la primera posición.

En cuanto a Yago, citar que después de una discreta actuación en Carcelén la semana pasada, provocada entre otros motivos por el cansancio acumulado del fin de semana, volvió por sus fueros nuevamente, demostrando que esta temporada es el corredor más en forma de la categoría masculina, ya que suma un importante número de victorias, lo que lo convierte al igual que su compañera de equipo Desiré en un serio candidato a la victoria final en el Circuito. Nos espera por tanto una segunda parte del mismo llena de emoción y de igualdad.

A las 09:30 horas de la mañana se daba el pistoletazo de salida a una nueva prueba del Circuito de BTT. La salida, rápida como siempre durante los dos primeros kilómetros que estaban en bajada, cambiaba bruscamente a una dura primera ascensión que propiciaría la primera gran criba del día. Esta ascensión de 1’1 kilómetros al 9% situaba indefectiblemente a cada corredor en su puesto. En esta corta pero pronunciada cota emergería la figura espigada del corredor del Manzanares Yago Sardina, que se marcharía ya en pos de la victoria. Después de coronar esta pronunciada cota se volvería a afrontar otra ascensión de casi dos kilómetros al 11%, lo que provocaba ahora sí que la carrera estuviese completamente rota en el kilómetro 5’5. Por detrás, Alberto López, Pedro López y César Ruiz Galera eran los únicos que podían aguantar medianamente el violento ataque de Yago, que ya no sería neutralizado marchando en solitario durante todo el recorrido. Pedro Rodríguez y Alberto entrarían juntos en la línea de meta, jugándose al sprint el segundo puesto, que conseguiría finalmente el corredor hellinero Alberto López. El cuarto puesto iría a parar para el siempre regular César Ruiz, que acaricia el maillot de líder, no pudiendo conseguirlo por solo dos puntos de diferencia respecto a Javier Gómez Carpena, que no participó a causa de una lesión.

En la categoría femenina tuvo menos emoción la prueba. Incontestable monólogo de Desiré Moya, que desde la primera cota del kilómetro al nueve por ciento se destacó respecto de la segunda clasificada, Verónica González, consiguiendo al final una renta en la línea de meta de más de ocho minutos, lo que vuelve a dejar muy a las claras el abrumador dominio que esta corredora albaceteña ejerce cuando toma parte en las pruebas del Circuito.

Para la semana que viene más actividad de bicicleta todoterreno en nuestra provincia. Le tocará el turno a Bienservida para acoger una nueva prueba del Circuito BTT, al que solo le quedan otras dos pruebas más, Nerpio y Socovos, para llegar al parón veraniego habitual de las tres primeras semanas del mes de agosto.

Share Button