Canalladas: Copa de Asia 2015, todos contra Japón

Copa Asia 2015 (Foto: www.marcadorint.com)

La Copa Asiática 2015 que arranca este viernes presentará una emocionante batalla entre los dieciséis conjuntos que la disputarán y que tendrá a Japón como principal candidata para alzarse con el título de campeón, algo que los nipones lograron en la edición de 2011.

A continuación hacemos un repaso a los equipos participantes en el campeonato y un pequeño baremo sobre lo que pueden ofrecer en el torneo que se disputará en tierras australianas.

Grupo A

Australia, junto a la selección de Japón, es la gran favorita a alzarse con la victoria final. Siendo uno de los mejores equipos de Asia la gran presión la tendrá en el hecho de jugar como local, algo que puede ser un aliciente o jugar en su contra. Mientras tanto, Corea del Sur acude a la cita australiana con la intención de lavar la floja imagen que ofreció durante el pasado Campeonato del Mundo de Brasil y volver a consolidarse como uno de los gigantes asiáticos.

En este grupo, la irregular selección de Omán buscará mostrar su progresión futbolística en el mayor torneo de Asia de combinados nacionales. Eso sí, a pesar de la notable progresión en su juego, el cuadro omaní no parece llamado a pelear por la victoria final. Por su parte, el campeón de Asia de 1980, Kuwait, acude a Australia con el objetivo de disfrutar y seguir prosperando en su preparación para abordar la clasificación para el Campeonato del Mundo de 2018, por lo que todo lo que sea superar la fase de grupos será un notable éxito para ellos.

Grupo B

Junto a Corea del Sur, la selección de Uzbekistán es el otro combinado que más tiene que ofrecer en el torneo asiático. Todo lo que no sea alcanzar las semifinales supondrá un auténtico batacazo para un país que ha invertido mucho dinero y que, hasta ahora, no ha logrado éxitos a nivel de selección. En este grupo está Arabia Saudí. Los tres títulos de campeón, el último en 1996, es el principal aval de los saudíes para el campeonato. De hecho, solo su tradición le da opciones a un equipo que atraviesa por una crisis futbolística que le ha llevado a ser un equipo mediocre en el fútbol de Asia.

En cuanto a China, nuevamente son muchas las expectativas que se tienen sobre el gigante asiático, aunque todo apunta a que no serán cumplidas. China llegará a la cita en busca de evitar lo que parece inevitable, un nuevo tropiezo del fútbol chino. Entre sus rivales se verá las caras con Corea del Norte, la gran incógnita del torneo. Poco o nada se sabe sobre los coreanos, que sin embargo sí que han mostrado una serie de resultados positivos en los últimos tiempos, tanto a nivel de selecciones (participaciones mundialistas incluidas) como a nivel de clubes, ya que en 2014 un club de esta zona se convirtió en el primero en disputar una final de un torneo internacional.

Grupo C

Para quien no sigue el fútbol asiático esto sonará temerario, sin embargo, por méritos propios Irán se perfila, junto a Australia y Japón, como uno de los principales candidatos a alzarse con la victoria final. Su buena actuación en Brasil 2014 será su principal aval para consolidar su candidatura.

Bahrein afronta una nueva cita de la Copa Asiática, donde deberá mostrar sus credenciales, y lo tendrá que hacer en un momento en el que su fútbol, que tanto progresó a principios de siglo, parece haberse quedado estancado y sin visos de progresar a corto plazo. En este grupo quedan encuadrados los Emiratos Árabes Unidos, que desde 1996 no superan la primera ronda en la Copa Asiática. Sin embargo, los expertos en el fútbol de Asia hablan de los Emiratos Árabes como el equipo revelación del torneo australiano. Junto a ellos está Catar, los organizadores del Campeonato del Mundo de 2022 acuden a Australia en un periodo de transición. Su gran apuesta son los jóvenes jugadores de las categorías inferiores que no estarán en esta cita, por ello, su rendimiento se presenta como toda una incógnita.

Grupo D

Japón es el verdadero ogro del torneo. Los nipones son el equipo más laureado de toda Asia con cuatro entorchados, cuatro títulos logrados en las últimas seis ediciones, y por ello se presentan como los principales favoritos para llevarse el título, así que todo lo que no sea alcanzar las semifinales será considerado como un estrepitoso fracaso.

En su grupo se verá las caras con Jordania, equipo rocoso carente de individualidades técnicas. Así se puede describir al cuadro jordano, un conjunto que está viviendo una época parcialmente dorada que apunto estuvo de llevarles a la cita mundialista de Brasil, ya que solo Uruguay en la repesca final les privó de lograr un milagro que igual se han reservado para el torneo australiano. Pero si hay un equipo que gusta ver ese es, sin lugar a dudas, Irak. Conjunto fuerte y de juego vistoso que lleva varios años haciendo un encomiable trabajo que, por ahora, no se ha visto recompensado. Tal vez la cita australiana sea la cita que estaban esperando. Por último, Palestina, equipo joven y con mucho descaro que ya ha ofrecido grandes encuentros y que se perfila como uno de los candidatos a equipo revelación. A pesar del poco nombre que tiene, ver a Palestina en las rondas finales del torneo no será una sorpresa.

Share Button