Pilotos de la ‘Cardoso School’ ruedan sobre el Circuito de Albacete

Cardoso School (Foto: Cardoso School)

El expiloto mundialista José Luis Cardoso lidera una empresa en la que se cuida hasta el último detalle en la atención a los aficionados de la velocidad sobre dos ruedas. En estos días ha pasado por el Circuito de Albacete.

Después de abandonar las carreras en 2006, de participar en multitud de grandes premios, después de doce temporadas entre 250, 500 y MotoGP, el sevillano José Luis Cardoso decidió que el motociclismo tenía que seguir siendo su vida, pero que la forma de hacerlo tenía que ser acercando su experiencia y conocimientos a todo aquel motero que deseara mejorar su conducción.

Así nació Cardoso School, una empresa de eventos moteros que se diferencia de otras muchas en que es, en su caso, Escuela Oficial de Yamaha, siendo muy pocas las que ostentan esta distinción en todo el mundo, la de una de los mejores fabricantes mundial de motos y de un fantástico historial de éxitos deportivos y esa es una gran responsabilidad.

Cardoso School organiza rodadas en circuito y durante siete u ocho horas trata de enseñar y divertir a los participantes. Lo que la hace diferente a otras, además es el ‘envoltorio’; cuidar los detalles al máximo y, sobre todo, tratar a las personas que emplean su tiempo, su moto y su dinero en este tipo de jornadas como auténticos VIP.

Tras dividir en grupos a los participantes y antes de salir a rodar, es el propio José Luis Cardoso el que dirige una clase teórica para todos en la que explica con vídeos y fotografías los códigos que funcionan en pista, el equipamiento necesario, los conos y las trazadas, qué peculiaridades tiene el circuito y cómo aprovechar al máximo las condiciones de la pista y de cada moto para disfrutar.

Tras la teoría, la práctica, en la que los monitores rodarán delante y detrás de cada alumno para ir corrigiendo si es necesario, empleando más tiempo con el que empieza que con el que tiene más experiencia. Y así durante todo el día en el que los conocimientos teóricos se aplican en cada curva y en cada trazada sin olvidar otro aspecto fundamental, la seguridad y contando para ello con el nuevo modelo de la Yamaha R1 de 1.000 c.c.

También estuvo rodando en el Circuito de Albacete el piloto Julián Simón. El de Villacañas realizó unos entrenamientos para preparar el Gran Premio de Alemania.

Una experiencia diferente

En su paso por el Circuito de Albacete, José Luis Cardoso nos explicaba que “estos Cursos de Pilotaje han sido diseñados para cualquier tipo de nivel. Desde personas que nunca han rodado en circuito hasta los más expertos. Tocar con la rodilla en el suelo, trazadas en curva, marchas, posicionamiento sobre la moto, adelantamientos y bajar tiempos en pista son parte de nuestra enseñanza”.

“Yo quería hacer algo –explica el sevillano- para que el piloto se sintiera como a mí me gustaría sentirme si fuera alumno. Es sencillo, cuidamos al máximo la enseñanza que es lo fundamental pero luego hay detalles como nuestra sala VIP hasta el departamento fotográfico que acompaña a la rodada, en la que el objetivo no es otro que al término de la jornada todos se hayan divertido, las enseñanzas sean útiles y sientan deseos de volver y seguir aprendiendo”.

Sobre el Circuito de Albacete, Cardoso expresó que es muy “especial para mí al haber participado con éxito en numerosas ocasiones. No tengo más que palabras de elogio para cómo nos han tratado cada vez que hemos venido y en esta ocasión no podía ser menos. Además –añadió- a partir de ahora y con la pista en las buenas condiciones en las que se encuentra creo que vendremos en cuanto el calendario nos haga un hueco”.

Share Button