El CEI Toledo sentencia al ADB Hellín en el primer cuarto (55-74)

El ADB Hellín Riegos de Levante tendrá que seguir peleando por la salvación, ya que en el Pabellón Adolfo Suárez no pudo frenar al CEI Toledo (55-74), un equipo que, con esta victoria, ya suma diez triunfos consecutivos, sin duda, una inercia muy diferente a los de Daniel Fernández, que da la sensación que está pidiendo a gritos que termine la Liga y que su máximo rival por el descenso, el Baloncesto Criptana, no sume demasiados triunfos en lo mucho que aún resta de segunda vuelta.

No es que el ADB haya caído en la resignación, pero desde hace varios meses de competición es un querer y no poder por los problemas que arrancan más allá de los partidos; es decir, en la confección de una plantilla muy corta, que siempre gira en torno a Daniel Fernández y Alejandro de Andrés, con muchos problemas para entrenar entre semana y con dificultades para viajar al completo en los desplazamientos. Pero si además en casa, ya sea por la envergadura del rival, como en este caso, o porque las cosas no salen como el entorno desearía, la situación es muy complicada. Y es que si las cosas comenzaron muy bien, con esas dos victorias más o menos pronto, que parecían iban a servir para vivir una Liga más tranquila, y con la llegada de Raúl Avia, Rafael Marín y luego de Juan Pedro Gil, todo se torció con el paso de los partidos, y el ADB lo está pasando mal, desde el punto de vista de lo económico y lo deportivo, en una competición que se supone es para disfrutar.

Siempre que se pierde se inaugura un tiempo para la reflexión y la autocrítica, que, en el caso del ADB Hellín y el resto de los participantes se prolongará un poco más lo habitual, ya que la próxima semana la competición descansa por la celebración del Carnaval, por lo que a la vuelta se empezará a vivir el momento de la verdad que, en el caso de los hellineros, será luchar por evitar la última plaza que desciende de categoría.

Lo cierto es que el partido entre dos equipos que juegan dos ligas diferentes se rompió en el primer cuarto, en el que los toledanos, segundos de la Liga con tan sólo tres derrotas, anotaron hasta cuatro tiples, más o menos consecutivos de Arganda, Arribas y los dos de Tempone, uno de los mejores jugadores de la competición. Al final del primer cuarto se llegó con un demoledor 8-20 que dejaba las cosas muy complicadas, a pesar de que restaba mucho tiempo para el final.

El segundo cuarto comenzó con un ADB algo más entonado de la mano de un Daniel Fernández que, por enésima vez en las últimas temporadas, fue el máximo anotador del equipo, y desde la línea de 6’75 encadenó unas serie de triples para, de alguna manera, acercar a su equipo en el partido, junto a los buenos números que firmó Andrés Sánchez. Pero fue un espejismo, ya que los toledanos, virtualmente clasificados para los play off de asenso a la Liga EBA, y con un Soto muy entonado, y al final máximo anotador con 22 puntos, llevaron el partido al 22-36, que minimizó Andrés Sánchez con un triple en la bocina que dejaba el marcador al descanso en un esperanzador 25-36.

El CEI, sin embargo, no estaba por la labor de dejarse remontar y de nuevo con Tempone y Soto, junto al triple de Coronel, dispararon a los toledanos en el luminoso hasta el 29-50 que se convertía en una losa poco menos que imposible de remontar. Por eso, porque el ADB ya no tenía que perder, volvió a ponerse la camiseta del orgullo y del coraje y, de la mano de los veteranos del equipo, como Dani, Alejandro de Andrés y Nacho Vidal, de alguna manera empezó a remontar, con cuatro triples consecutivos, hasta el 41-55 con el que acabó el tercer acto.

El momento de la verdad comenzó con un triple del propio Dani para colocar el 44-55, ante un CEI desconcertado que perdió dos balones en ataque que, sin embargo, el ADB Hellín no fue capaz de transformar en canastas que le hubieran servido para descender de la barrera psicológica de los diez puntos. Con un Hellín cansado por el esfuerzo de intentar acercarse en el marcador, emergió el hombre más resolutivo del CEI Toledo, Soto, autor de seis puntos consecutivos que volvieron a distanciar al CEI de un ADB que aún tuvo el último arreón de orgullo de Andrés y Daniel Fernández hasta el 55-68. Pero en el ADB aparecieron en la cancha jugadores menos habituales, por lo que el Toledo se fue de manera definitiva hasta el 55-74.

Menos mal para el ADB Hellín que el Baloncesto Criptana también perdió y se mantiene a dos victorias de un Hellín que, el 21 de febrero, reanudará la Liga en la cancha del Basket Cervantes de Ciudad Real.

FICHA DEL PARTIDO:

ADB HELLÍN: Daniel Fernández (16); Andrés Sánchez (15); Alejandro de Andrés (15); Lauri González, y Nacho Vidal (3) -cinco inicial-. También jugaron Edu Andújar (2); Rafa Marín (4); Guillermo García y Raúl Avia.

CEI TOLEDO: Alonso (4); Coronel (5); Tempone (17); Soto (22), y Ajiba (14) -cinco inicial-. También jugaron Sánchez (2); Arganda (6); Alvarez (2) y Sánchez-Mayo (2).

PARCIALES: 8-20; 17-16; 16-19; 14-20.

Share Button