El CFF Albacete B abandona un partido por los comentarios del árbitro

El CFF Albacete B se retiró en pleno partido por los continuos desprecios del árbitro. Esta decisión la tuvieron que tomar las entrenadoras del filial del CFF tras comprobar cómo en varias ocasiones y subiendo de tono cada vez más el colegiado Enrique Vegas Arellano menospreció a las chicas llegando a humillarlas riéndose de ellas en diversas ocasiones, en el encuentro correspondiente a la jornada 17 de la Liga Regional de Fútbol Femenino.

Tras la gravedad de los hechos, desde el club consideran que no hay otro remedio posible que el de presentar un escrito mostrando su gran enfado y malestar por lo acontecido tanto a la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha, al Comité de Árbitros y en este escrito abierto a todo el que esté dispuesto a leerlo. “Hemos podido saber que un directivo de otro equipo de Toledo, que estaba allí presenciando el partido en directo también ha realizado un escrito para enviarlo a los Entes correspondientes mostrando el malestar que le provocó esta situación. Estamos totalmente en contra de los reproches arbitrales, defendemos al colegiado como a un deportista más y entendemos que pueda estar más o menos acertado en sus decisiones al igual que las propias jugadoras, cuerpo técnico, como cualquier hijo de vecino. No obstante, no tendremos ningún tipo de reparo en sacar a la luz estos repugnantes hechos que dañan al espíritu deportivo”.

El partido en cuestión enfrentaba al EMF Fuensalida y al CFF Albacete B este pasado sábado 2 de enero. Tras un supuesto gol fantasma, las jugadoras albaceteñas le recriminaron al árbitro que estaba en el centro del campo sin correr y que así era difícil que viera si entró o no la pelota, contestándoles a las mismas chicas “es que hace mucho frío para correr”. Al ver que las que realmente deben ser las protagonistas del evento estaban tomándoselo en serio, como debe ser normal por otra parte, el colegiado sentenciaba “no sé porqué os ponéis así, si vais las últimas con un punto y estamos ya en enero, no vais a ganar nada”. Antes de acabar la primera mitad, una de las jugadoras vio tarjeta amarilla y la explicación por la cual fue amonestada, según el colegiado, fue la siguiente: “toma una amarilla por guapa, date la vuelta guapa que te vea el número”.

En la segunda parte y con los ánimos aún caldeados, la portera del CFF Albacete B tuvo que ser atendida, al entrar la entrenadora para ver qué le sucedía, Enrique Vegas Arellano le comunicó “no voy a añadir nada, es que no sé porque jugáis este día y tan tarde, yo tengo luego una cena y sino no llego a tiempo”. En ese momento Marta y Yoli, entrenadoras del filial albaceteño, decidieron retirar al equipo en pleno partido viendo que la situación era insostenible y que no se merecían las propias chicas este trato.

La retirada del equipo del terreno de juego se produjo entre aplausos y gestos de apoyo de los presentes en el campo, mezclado por llantos y la indignación más que justificada de las jugadoras.

Tras unos minutos más calmados, el colegiado llamó a los representantes de ambos equipos y según explica Marta “nos pidió perdón, porque había sido consciente de que él había alterado el partido con su actitud y había hecho mal diciendo esas cosas”. El colegiado dio el partido finalmente por concluido como si se hubieran jugado los 90 minutos, aunque se jugaron 65, con un marcador de 4-2 para las locales.

Desde el CFF Albacete quieren “agradecer de manera totalmente sincera el trato recibido por el club local, el Fuensalida, sus jugadoras, entrenadores y público asistente solidarizándose con la situación y apoyando la decisión que tuvimos, demostraron ser un club amigo y señor. Nosotros no dejaremos de respeto al deporte que tanto queremos y por el que peleamos día a día. Seguiremos haciéndolo a pesar de que algunas personas que también lo practican no tengan nuestra misma pasión”.

A continuación reproducimos la carta de denuncia redactada por Alfredo del Moral, presidente del CD Bargas, a las que se hace mención en párrafos anteriores:

Share Button