Nacom-sejos: Cómo correr la San Silvestre albaceteña sin ‘sufrir’ en exceso

San Silvestre de Albacete

El próximo día 31 tendrá lugar la San Silvestre, carrera con la que despedimos el año. Por ello, sin olvidar el carácer jovial de esta prueba, aquí a continuación voy a dar una serie de Nacom-sejos para sufrir lo menos posible durante la San Silvestre.

La carrera no destaca por ser de largo recorrido, ni por la dureza de la misma. Sobre todo se trata de un evento que intenta una gran participación y la congregación de muchas y muchos albaceteños a través de un acto deportivo de carácter festivo. No hay más que ver el sinfín de disfraces que vemos desfilar entre los participantes. No podemos calificar de alto riesgo esta carrera con respecto a factores como la temperatura, que sí se da en competiciones que se desarrollan en primavera y verano. No obstante, la San Silvestre tiene esa particularidad de “lo jovial”.

Debido a las fechas en las que se desarrolla no es para nada descartable que muchos de los participantes hayan realizado una comida previa al evento demasiado copiosa y, además, con poco tiempo para hacer la digestión antes de enfrentarnos a la carrera. Esto puede parecer un hecho obvio, pero os aseguro que más de uno y de dos tendrán un problema con su estómago y sus tripas cuando esté corriendo por culpa de una comida copiosa o unas tapas de más.

Otro de los factores que suele estar más presente en las fiestas navideñas es el consumo de bebidas alcohólicas. Hemos de recordar que el alcohol deshidrata y una deshidratación puede tener consecuencias muy graves, tanto para la salud como para el rendimiento deportivo. Si bien es cierto, que en esta época del año las temperaturas no son elevadas y es poco probable que una persona vaya a padecer un golpe de calor, pero un incorrecto estado de hidratación tiene una implicación directa en la regulación de la frecuencia cardíaca y en la mejor distribución del oxígeno y los nutrientes en los tejidos. Por lo tanto, es mejor, por lo menos ese día, evitar el consumo de alcohol y realizar una correcta ingesta de agua para favorecer el estado de hidratación.

Aunque es probable que la prueba no suponga un esfuerzo alto para algunos practicantes, puede que para otros menos entrenados sí. Será interesante realizar una estrategia en la que introduzcamos alguna fuente de hidratos de carbono y fuente proteica de alta calidad, como por ejemplo yogur con cereales, sandwich de pechuga de pavo, etc. Sin olvidar por supuesto rehidratarnos. Al acabar la carrera habrá un puesto de chocolate con churros, puede que no sea la mejor estrategia de reposición, pero… ¡seguro que a más de uno le están estupendos! ¡Y… qué demonios, un día es un día!

* Francisco Valiente González es el gerente de la empresa NACOM (Nutrición y Alimentación). Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Diplomado en Nutrición Humana y Dietética, máster en Cineantropometría y Nutrición Deportiva y postgrado en Sobrepeso y Obesidad.

Share Button