Con el corazón en un puño

Alberto Contador

Sufrimiento hasta el final. Ni en los pronósticos menos favorables para Alberto Contador entraba tanto sufrimiento. El corredor de Pinto será finalmente 220-802  el ganador del Tour de Francia, pero para ello ha tenido que ganárselo a pulso en la última contrarreloj. Andy Schleck, el ciclista que hizo probablemente la mejor crono de su vida, nos puso el corazón en un puño. Pero al final, el español dejó las cosas en su sitio.

Cuando en el primer paso intermedio Andy Schleck aventajaba en seis segundos a Contador (se quedaba a dos segundos en la general) no podíamos dar crédito a lo que estábamos viendo. El luxemburgués, que perdió 1’45” en la crono de la pasada edición y más de 30 segundos en el prólogo de este Tour, estaba poniendo en un aprieto a Contador sobre un terreno que, a priori, beneficia al español. Tocaba apretar los dientes, dar el todo por el todo y, lo que es más importante, mantener la cabeza fría y aguantar la presión. Ahí se decidió la carrera. Contador demostró un poder mental fuera de lo común, siguió a su ritmo y poco a poco fue recuperando el tiempo perdido.

Al final, la clasificación general queda con Contador como campeón virtual del Tour de Francia, con una ventaja de 39 segundos sobre Andy Schleck. Tercero es Denis lead2exam Menchov, que arrebató ese cajón del podio a Samuel Sánchez (no obstante, el asturiano ha hecho un excelente Tour, al igual que Purito Rodríguez, que ha finalizado octavo). Pero lo que, por encima de todo, ha dejado claro esta edición es que tendremos unos próximos años espectaculares con el duelo entre estos dos titanes del ciclismo.

Share Button