Cinco curiosidades del Mundial de Brasil

Estadio Alte Forsterei

El Mundial de Brasil nos ha estado trayendo una pila de noticias a diario. Unas fueron más trascendentales que otras y están guardadas en la memoria colectiva, por ejemplo la sanción a Luis Suárez. Sin embargo, otras quedaron relegadas al olvido.

Este artículo servirá para comentar cinco aspectos destacados del Mundial de Brasil que por unas u otras cosas quedaron relegados a un tercer plano de la actualidad, pero que ahora, sin partidos de por medio, podemos disfrutar. Además, servirá para poner punto y final a la gran cita de este verano.

1. Balotelli y el beso de la Reina

Indudablemente Mario Balotelli tenía que aparecer en este ranking. Creo que tanto ustedes como yo consideramos que un tipo capaz de quemar su casa por prender fuegos artificiales en su cuarto de baño tiene que estar en esta sección a la fuerza.

En esta ocasión, Balotelli aprovechó la red social Twitter para generar polémica y algunas sonrisas. Tras la derrota de Inglaterra ante Uruguay que dejaba a los británicos eliminados si Costa Rica puntuaba ante Italia, el delantero italiano escribió un tuit en el que venía a decir que si su selección hacía que Inglaterra pasara de ronda la reina Isabel tendría que darle un beso. Parece ser que las negociaciones no llegaron a buen puerto e incluso fueron desastrosas. Italia no solo no consiguió que Inglaterra pasara de ronda y Balotelli obtuviera el beso de la reina, si no que además quedaron apeados en la primera fase.

2. El drama de China

Unas de las noticias más curiosas y dramáticas del Campeonato del Mundo de fútbol de Brasil nos llegaron desde la República de China, donde se informó de la muerte de varios aficionados por trasnochar para ver los encuentros del Mundial.

La diferencia horaria de Brasil con China es de unas once horas, por lo que los encuentros celebrados en territorio sudamericano coincidían con la madrugada en tierras asiáticas y para muchos aficionados esto ha supuesto un serio problema. A pesar de que la televisión china ofrecía repeticiones de los diferentes partidos durante el día, muchos seguidores preferían presenciar los encuentros en directo, lo que provocó que no tuvieran el correcto descanso (algunos de ellos aglutinaron varios días sin dormir) y esto llegó a provocar muertes. No es la primera vez que China ofrece este tipo de noticias. Otros eventos como la Eurocopa y hasta la Champions League, La Liga y la Premier han sido causantes de problemas similares en el gigante asiático.

3. Muslera y las hormigas

El cancerbero de la selección de Uruguay y del Galatasaray turco, Fernando Muslera, fue el protagonista de una de las más insólitas noticias del campeonato: una invasión de hormigas.

Ocurrió en la noche del 13 de junio, previa al Uruguay 1 Costa Rica 3 con el que los celestes inauguraron su participación en el Campeonato del Mundo. El guardameta uruguayo se encontraba durmiendo en su habitación cuando decenas de hormigas le despertaron al llegar a su cama y colarse entre las sábanas. El arquero describio la situación como “rara pero cómica” a la vez que agradeció la celeridad de los miembros del hotel Marina Park de Fortaleza, quienes le cambiaron las sábanas rápidamente lo que hizo que el meta pudiera seguir durmiendo tranquilamente, al igual que su compañero de habitación, el también portero Rodrigo Muñoz, quien también sufrió la invasión de las hormigas, aunque en menor medida que el arquero titular de los celestes.

4. Estadio Alte Försterei, el más cómodo del mundo

Quién más quién menos habrá disfrutado del Campeonato del Mundo de Brasil desde la comodidad del sofá de su hogar acompañado con cerveza, coca cola y diferentes snacks, lo que viene siendo un buen plan, aunque sin poder sentir la verdadera pasión que se siente en los estadios de fútbol. A no ser que hablemos de Alemania y del Estadio Alte Forsterei.

Y es que el terreno de juego del FC Unión Berlín ha sido noticia durante la disputa del Mundial al ofrecer a sus aficionados la posibilidad de ver los encuentros en una pantalla gigante y en sofás. La idea del cuadro germano tuvo mucho éxito ya que cientos de personas acudieron al estadio para presenciar los encuentros más importantes del Mundial y de la selección de Alemania. El único requisito era que cada familia o grupo de amigos llevara su propio sofá. Los organizadores pusieron mesitas y lámparas de noche e incluso decoraron la zona de la pantalla como si de un salón se tratase. La pasión del fútbol en el estadio y la comodidad del sofá, todo es posible en el Estadio Alte Forsterei.

5. Treinta y dos años para volver a gritar un gol

Uno de los momentos más emotivos del Campeonato lo vivimos en la primera fase, cuando en la segunda jornada la selección de Honduras lograba poner el 1-0 en el marcador en el choque ante Ecuador (solventado con 1-2 para los sudamericanos).

Que un equipo consiga un gol no suele ser noticia por sí misma. Excepto si se trata de algo especial, como pasó con San Marino el pasado año (lograron marcar tras cinco años sin hacerlo). Y un gol especial fue el que logró Costly para el combinado hondureño ya que su selección acumulaba 32 años y 510 minutos sin conseguir gritar un gol en un Campeonato del Mundo. Desde el Mundial de España que el cuadro centroamericano no era capaz de ver puerta, y no es un dato baladí, ya que solo cuatro futbolistas de la actual selección de Honduras habían nacido cuando los catrachos lograron el que hasta este año era su último tanto en un Mundial. Un dato tan curioso como sorprendente.

Share Button