David Arroyo pierde la ‘maglia rosa’ con honor

El sueño del ciclista español David Arroyo en el Giro de Italia acaba de sufrir un fuerte varapalo. El corredor de Talavera de la Reina ha perdido la maglia rosa, en beneficio de Iván Basso, tras una excelente etapa (fatalmente retransmitida, como viene siendo habitual durante toda la carrera, por Veo7 Televisión).

El mítico y temido Mortirolo evidenció lo que muchos pensábamos: que el Giro de Italia va a ser para Iván Basso. El italiano atacó, se llevó con él a Nibali y Scarponi, y dejó atrás a todos sus rivales, creando un auténtico rosario de corredores desperdigados durante la ascensión. David Arroyo coronó el Mortirolo a casi dos minutos de Basso: la maglia rosa corría peligro.

Pero el hasta entonces líder de la carrera italiana, el español Arroyo, dio una auténtica lección en el descenso. Superó a Evans, después a Sastre y Gadret, y posteriormente dio caza a Vinokourov. Cuando acabó el descenso, Arroyo solamente perdía 40 segundos con respecto a la cabeza de carrera, donde se encontraban Basso, Nibali y Scarponi.

Una lección en el descenso que quedó en un segundo plano en la posterior subida a Aprica. Arroyo, que iba junto a Vinokourov, decidió esperar a Sastre, Gadret y Evans para afrontar el ascenso en compañía y colaboración. Nada más lejos de la realidad. Todos le dieron la espalda a David Arroyo, que siempre fue tirando del grupo, sin relevos. Él contra el mundo. Así, la diferencia con respecto a la cabeza de carrera fue aumentando paulatinamente hasta perder la maglia rosa en la línea de meta, tras llegar a 3’07” de Scarponi, el vencedor final de la etapa, Basso y Nibali.

Arroyo dio una lección en la etapa, otra en el descenso, pero la mala compañía en la subida final le ha privado de conservar el liderato de la ronda italiana. No obstante, el sueño del talaverano continúa, ya que es segundo en la general. Esperemos que el esfuerzo de hoy no le pase factura en la etapa de mañana, penúltima del Giro y última de montaña.

Pero, pase lo que pase, David Arroyo está dejando el pabellón español bastante alto. ¡Bravo!

Share Button