Trágicos sucesos de conocidos deportistas

Desde hace unas semanas, el mundo del deporte vive pendiente de la delicada situación de una de las grandes figuras del automovilismo: Michael Schumacher. Por ello, voy a recordar algunos casos similares vividos por deportistas de élite y que nos pusieron el corazón en un puño.

Marc-Vivién Foe

Si hablamos de momentos trágicos muchos recordaremos las brutales escenas vividas con Antonio Puerta en el Sánchez Pizjuán, sin embargo, años antes, en 2003, ya nos habíamos conmovido con el fallecimiento del camerunés Marc-Vivién Foe. El jugador africano cayó fulminado durante las semifinales de la Copa Confederaciones que enfrentaba a su equipo con el combinado de Colombia. Las imágenes dieron la vuelta al mundo y quedaron grabadas en la retina de los aficionados.

Luis Ocaña

A la hora de vincular momentos dramáticos con el deporte es absolutamente inevitable no hacer mención al ciclismo, uno de los espectáculos deportivos que por diversos motivos se ha cobrado numerosas vidas. En el colectivo popular estarán los fallecimientos de Marco Pantani, El Chava Jiménez, Tom Simpson (fallecido en la cumbre del Mont Ventoux) o Manuel Sanroma (fallecido en el trascurso de una etapa de la Vuelta a Cataluña). Sin embargo yo voy a hablar de una muerte que me marco: la de Luis Ocaña.

El ciclista conquense tuvo una exitosa carrera deportiva, no en vano fue capaz de ganar el Tour de Francia y la Vuelta a España, entre otras. Tras retirarse del ciclismo sufrió un grave accidente de tráfico que casi le costó la vida, aunque pudo salir adelante. Durante varios años se dedicó a la política y a la viticultura, sin embargo la suerte le fue esquiva y con el paso de los años fue teniendo problemas económicos graves. Además, los médicos le diagnosticaron Hepatitis C, algo que acabó por destrozar a Ocaña, quien se sumió en una grave depresión. Fruto de esta situación, el 19 de mayo de 1994 se quitó la vida de un tiro en la sien.

Fernando Martín

Probablemente uno de los momentos más impactantes del deporte español lo vivimos en diciembre de 1989, cuando Fernando Martín, el para muchos mejor jugador español de baloncesto de la época, fallecía tras sufrir un accidente de tráfico.

El jugador del Real Madrid y de la Selección Española se dirigía a ver un encuentro de su equipo ante el CB Zaragoza en el que no podía jugar al estar lesionado. El accidente tuvo lugar en la M-30, cuando el jugador se iba a incorporar a esta vía con su Lancia, aunque lo hizo con exceso de velocidad, lo que motivó que perdiera el control de su vehículo y este saltara la mediana e impactara con otro vehículo, cuyo conductor quedó en estado grave. Esa muerte conmocionó al mundo del deporte, que acudió en masa a despedir al, probablemente, mejor jugador español de baloncesto de aquella época.

María de Villota

Uno de los últimos momentos duros para el deporte lo vivimos hace unos meses, en octubre de 2013, cuando falleció la piloto María de Villota. Un fallecimiento que causó sorpresa ya que se produjo en un momento en el que nadie lo esperaba.

La trágica historia arranca en julio de 2012, cuando la piloto sufrió un accidente mientras realizaba unas pruebas con el equipo Marussia en el Aeródromo de Duxford en el Reino Unido. Por motivos que nunca se esclarecieron, la piloto estrelló su vehículo contra un trailer que estaba parado y tenía la rampa a media altura. Su vida corrió grave peligro, aunque afortunadamente pudo salvarla, sin embargo perdió su ojo derecho, por lo que le fue imposible volver al automovilismo. A partir de ahí escribió su libro y dio conferencias en diferentes ciudades, y fue en vísperas de presentar su libro en una conferencia en Sevilla donde apareció muerta en la habitación del hotel. Había pasado más de un año desde el fatal accidente.

Isidre Esteve

Para el final me he dejado una historia que tuvo un final feliz, como el que deseamos que tenga Michael Schumacher. La historia de Isidre Esteve, quien en 2013 se proclamó campeón de España de rallys en la categoría de buggys tras haber dejado atrás el accidente que sufrió en 2007.

En marzo de 2007 el piloto de motos español sufrió un accidente durante una prueba valedera para el Campeonato de España que se estaba celebrando en el Bajo Almanzora. Tras el mismo, Esteve quedó postrado en una silla de ruedas, lo que no le impidió participar en el Rally Dakar de 2009 en la categoría de coches. En noviembre fue capaz de ganar el Campeonato de España de buggys, curiosamente lo hizo en la misma zona donde sufrió su accidente.

Share Button