Desestiman las impugnaciones de Albacete B y CD Miguelturreño

Albacete B - Formac Villarrubia CF

El Juez Único de Competición del Grupo XVIII de Tercera División ha desestimado las impugnaciones de los partidos que hicieron el Albacete B y el CD Miguelturreño en la primera jornada, frente a Formac Villarrubia CF y CD Madridejos, respectivamente.

En su escrito, el Juez Único desestima la impugnación del Albacete B y mantiene el empate 1-1 en estos términos:

“Visto el escrito de alegaciones que presenta el Formac Villarrubia CF dentro del plazo que le fue concedido, en relación con el expediente iniciado a raíz de la denuncia presentada por el Alabacete Balompié B sobre la supuesta alineación indebida del futbolista adscrito al primero de los clubes citados, Rubén Moreno, así como el informe emitido por el Departamento de Licencias de la FFCM a solicitud de este órgano disciplinario, al que acompaña la documentación que igualmente le fue solicitada en nuestra anterior resolución, procede resolver el citado expediente, resolución que ha de ser necesariamente en sentido DESESTIMATORIO en base a las siguientes consideraciones:

1ª) Ha quedado acreditado que el mentado futbolista, Rubén Moreno, consta inscrito y con licencia en vigor, a favor del club Formac Villarrubia CF, con licencia Aficionado, a favor del equipo que milita en la Categoría Tercera División Nacional, desde la fecha 28-07-2017.

En la tramitación de dicha licencia, fue aportado “certificado de habilitación Nº SH21972” por parte de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana, en la que no consta, en el apartado habilitado a tal efecto en dicha certificación, sanción alguna pendiente de cumplimiento, si bien, es cierto, que en dicho apartado, se hace constar “consultar sus sanciones a la RFEF”.

2ª) Igualmente ha quedado acreditada la participación activa del mentado futbolista en el partido que nos ocupa.

3ª) Por último, también ha quedado acreditado, que el mentado futbolista no figura en la relación emitida y enviada por la RFEF en fecha 17 de agosto de 2017, “de jugadores y técnicos sancionados, cuyo cumplimiento afecta a la temporada 2017/2018”.

4ª) Sentado lo anterior, parece obvio que no habiendo quedado acreditada la existencia de sanción alguna pendiente de cumplimiento por parte del citado futbolista, su alineación no puede ser nunca considerada como indebida. Pero es que, y a mayor abundamiento, consta en el expediente, por así haberlo remitido conjuntamente con sus alegaciones el Formac Villarrubia CF, la consulta efectuada por dicho club a este órgano disciplinario en fecha 17 de agosto de 2017 sobre la situación disciplinaria de todos y cada uno de los integrantes de su plantilla, tanto futbolistas como técnicos, entre la que figuraba el reiterado futbolista, Rubén Moreno, así como la contestación de los servicios administrativos de este órgano disciplinario en la misma fecha, en la que, consultados los antecedentes de todos los integrantes del listado enviado por el club reclamado, por tanto, también los del citado Rubén Moreno, se le contestó sobre las incidencias de dos futbolistas, uno por constar en la base de datos de la FFCM como sancionado (Sr. Zaragoza Martínez) y el otro, por así constar en la relación antes citada emitida por la RFEF respecto de los futbolistas y técnicos sancionados y que debían cumplir sanción en esta temporada (Sr. Aceña Hinojosa), sin que se hiciera constar ninguna mención en relación con el futbolista cuya alineación ha motivado el presente expediente, sencillamente, por cuanto que no constaba como sancionado ni en esta Federación, ni en la documentación manejada en la tramitación de su licencia (en concreto, en la certificación emitida por su Federación de procedencia) ni en los listados emitidos a tal efecto por la RFEF.

Sobre esto último, y tal y como señala el Formac Villarrubia CF, incluso de aceptarse la teoría sostenida por el club reclamante de que el citado futbolista estuviera sancionado (que se insiste no le costa a este Juez Único), sería de aplicación la teoría de la confianza legítima ya esgrimida por este órgano disciplinario en otras ocasiones, haciéndonos eco de cuanto nuestros órganos disciplinarios, e incluso judiciales, superiores ya han manifestado en relación con la aplicación del mentado principio de “Confianza Legítima” que eximiría de responsabilidad disciplinaria alguna a quien hubiera actuado siguiendo unas instrucciones incluso erróneas del órgano que luego ha de analizar y calificar las consecuencias del seguimiento estricto de sus propias instrucciones aún cuando éstas pudieran ser, como se ha dicho, erróneas, que por otra parte, tal y como se ha argumentado, no lo son. Este principio de confianza legítima que enlaza con el de la seguridad jurídica recogido por el artículo 9.3 de la Constitución Española, y que es frecuentemente invocado por la doctrina y por las decisiones judiciales, nació – como nos recuerda la STS, Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 4, de 20 de diciembre 2007 Recurso de Casación núm. 49/2006- en la doctrina alemana, fue consagrado por la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, y recogido, como hemos dicho, por la jurisprudencia de nuestro Tribunal Supremo, traduciéndose en que impone a la Administración la obligación de no tomar medidas contrarias a las expectativas inducidas por la razonable estabilidad en sus decisiones, en cuya función los particulares han adoptado una determinada conducta, siendo también aplicable cuando la situación de confianza ha sido generada por la Administración, frente a las innovaciones legislativas que la sacrifican en aras de los intereses generales de la comunidad (SSTS de 4 de junio de 2001 y 15 de abril de 2002).

Incluso serían de aplicación las resoluciones del entonces denominado Comité Español de Disciplina Deportiva (por todas, las resoluciones 13/2001 y 131/2001) en las que se aplicó la teoría de la buena fe, concurrente en el club que había formulado una consulta previa, y sigue sus instrucciones, siendo que de un acto federativo (dar el visto bueno para que actúe un jugador), no puede generar otro de contenido contrario (la sanción) perjudicial para un tercero de buena fe.

5ª) Procede por tanto, previa la desestimación ya avanzada de la reclamación que ha dado lugar al presente expediente, proceder a la confirmación del resultado que imperaba en el marcador a la finalización del partido, que conforme al acta del mismo fue de UNO (1) – UNO (1), así como el archivo del expediente”.

Desestiman la impugnación del CD Miguelturreño

El CD Miguelturreño también impugnó el partido de la primera jornada frente al CD Madridejos, petición que también ha sido desestimada, en los siguientes términos:

“Completado el expediente iniciado en su día a resultas de la reclamación efectuada por el CD Miguelturreño, en relación con la supuesta alineación indebida del futbolista del CD Madridejos, Miguel Ángel Triguero, constando las alegaciones de este último club así como el informe del Departamento de Licencias de la FFCM solicitado por este órgano disciplinario, procede resolver el citado expediente, resolución que necesariamente ha de ser en sentido DESESTIMATORIO, toda vez que, basándose la reclamación que motivó el inicio del presente expediente en la inexistencia de licencia federativa por parte del citado futbolista del CD Madridejos, Miguel Ángel Triguero, a la vista de cuanto se ha actuado y tal y como manifiesta acertadamente el citado club, al igual que por el Departamento de Licencias de la FFCM, dicha licencia “…se presenta para su tramitación en la Delegación de Fútbol de Alcázar de San Juan, en fecha 18-08-2017, a favor del club CD Madrigejos, a favor del equipo que milita en categoría Tercera División Nacional, fecha en la cual también se presenta la baja del club de procedencia… La carta de libertad del jugador, diligenciada por el club en el cual militaba con anterioridad (Mora CF) es remitida a la Delegación de Fútbol de Toledo de esta Federación Territorial, momento en el cual se realiza la grabación de la citada carta de libertad en los datos del jugador, siendo esta, una incorrecta grabación de la mentada carta de libertad en el sistema… Una vez detectado el error en la grabación de los datos por parte de este Departamento de Licencias, se procede a confirmar, que las anotaciones en el jugador, aun siendo incorrectas a efectos informáticos y de visualización de datos, es totalmente correcta en el envío de datos a la RFEF, quedando el citado jugador a todos los efectos federativos con licencia en vigor el día 18 de agosto de 2017, a favor del club CD Madridejos, e inscrito en el equipo que milita en la categoría de Tercera División Nacional”, de lo que se infiere, sin ningún género de dudas, que el citado futbolista se encontraba en posesión de la licencia federativa que le habilitaba para su participación activa en el partido que nos ocupa, por lo que, su alineación no puede sino que calificarse de correcta, lo que conlleva, como ya se adelantó, la desestimación de la reclamación efectuada por el CD Miguelturreño, y la confirmación, previo archivo del expediente, del resultado habido en el encuentro, que conforme al acta del mismo, fue de 1 (UNO) – 0 (CERO)”.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al comentar aceptas las normas de moderación.