Difícil examen para el Albacete Basket ante un buen Estudiantes

Entrenamiento del Albacete Basket (Foto: Fito Díaz)

El Albacete Basket, quizá en el mejor momento deportivo de su hasta ahora corta vida, habrá de enfrententarse el domingo a las 12:15 horas en el Pabellón del Parque una de las citas más complicadas de cuantas les quedan en el calendario.

La visita del uno de los clubes de más solera e importancia del panorama baloncestístico nacional, el Tuenti Móvil Estudiantes, es una gran ocasión de ver una vez más a los hombres de Alfredo Gálvez frente a uno de los partidos más dificiles que quedan por afrontar. El Estudiantes es una sólida escuadra venida a más desde la victoria albaceteña de la primera vuelta. Dirige desde el banquillo Mariano de Pablos, uno de los más prestigiosos entrenadores de la Liga EBA, que consiguió ascenso a LEB Plata año el pasado con éste mismo equipo, habiendo sido tercero de grupo en la Liga regular. Tiene experiencia en banquillos de la máxima categoría del baloncesto nacional, pues fue responsable de la plantilla ACB en el pasado del club estudiantil.

Juega el Estudiantes un baloncesto dinámico,  rápido e intenso, han ido de menos a más y su mejora es tal que en lo que va de año 2014 acumula 7 victorias en 8 partidos, 6 de ellas con marcadores considerablemente cómodos. Demoledor en ataque, hace gala de un tiro exterior excepcional. Entre los hombres que integran la plantilla de De Pablos destacan varios jugadores que alternan el equipo EBA con el de la Liga ACB. Especialmente Juancho Hernangomez. No sólo ha debutado en la Liga ACB. Con 2’02 metros, este ala pívot, mejor reboteador del Grupo B, promedia 14 puntos por partido y todo hace pensar que el año que viene formará parte de pleno derecho del plantel de Estudiantes de la Liga ACB.

Otros jugadores destacados son Ander Martínez, internacional junior el año pasado, elegido mejor junior de España del año pasado, alero, gran tirador también en la dinámica del primer equipo; Darío Brizuela, base de 19 años, gran jugador de bloqueo directo y uno contra uno, que anotó 24 puntos el año pasado en el Pabellón del Parque, y que también ha jugado en la Liga ACB; Michel Young, de 22 años y con un gran lanzamiento en suspensión; Nico Fernández, excelente base de 18 años; Fran Sansbury, alero con desparpajo, buen penetrador y defensor; y han recuperado a Placide Nadjim, pívot muy fuerte que está siendo de los mejores en los últimos encuentros, considerado uno de los tres mejores postes del Grupo B.

Ver en acción a estos jugadores es en sí un atrayente motivo para que los aficionados de Albaccete acudan a disfrutar de buen basket y, sobre todo, apoyen a los verdiblancos de Alfredo Gálvez esperando con ello poder sumar una nueva victoria. Importante por lo directo del rival y por el momento de la competición en que nos encontramos. El Albacete Basket necesita a su afición. Que como reza el slogan de su cartel anunciador de esta semana, el pabellon ruja como ya lo hiciera el año pasado algunos días y este especialmente con el llenazo ante el Real Madrid.

El equipo ha demostrado que al cien por cien de concentración puede medirse y ganar a cualquiera. El vestuario hace gala de gran conjunción y cohesión. Los hombres de Gálvez tienen en la cabeza la idea fija de trabajar por el crecimiento de su deporte en la ciudad. El Albacete Basket es cuarto en la clasificación, empatado con el tercero, Covibar Rivas. Por eso las dos próximas victorias son vitales y el apoyo de la gente fundamental para empujar a los de verde a conseguirlas.

Viaje a Madrid

La Peña Personal Intencionada, que preside Ramiro Cifuentes, ha puesto a disposición de los aficionados un viaje para el siguiente fin de semana, en que el Albacete Basket se medirá en la capital al filial del Real Madrid. En la primera vuelta sólo un apretado final de partido pudo hacer que en los últimos minutos de la prórroga la victoria se fuera con ellos.

Personal Intencionada ya ha conseguido completar un autobús para acompañar al equipo, pero trabaja para llenar un segundo bus si fuera posible. El viaje cuesta 11’50 euros. Se saldría por la mañana para pasar el día en Madrid y por la tarde traslado al pabellón con la entrada incluida al recinto por ese precio. Para apuntarse, [email protected]

Share Button