Épico triunfo de la EFUD Albacer frente al CD Castellón (4-3)

EFUD Albacer

Hay momentos que marcan el devenir de una temporada, y el pasado domingo fue uno de ellos para la EFUD Albacer. El equipo naranja recibía en el José Copete a un CD Castellón igual de necesitado, en un enfrentamiento marcado por las urgencias, especialmente por los últimos resultados cosechados por los albaceteños. El partido tuvo todos los tintes de las películas épicas, bajo una intensa lluvia y peleando cada balón como si fuera el último. Al final, triunfo albaceteño por 4-3.

En una primera mitad igualada se adelantaban los visitantes con dos goles, en las dos únicas llegadas claras del CD Castellón con sendos golazos, uno de vaselina y otro con un remate a la escuadra. A pesar del resultado, fue una gran primera parte de los locales, con cuatro ocasiones claras que no supieron materializar.

Con el 0-2 se iniciaba la segunda parte y arreciaba la lluvia en el José Copete. A diferencia de partidos anteriores, la EFUD Albacer mostró una cara distinta y supo reponerse ante todas las adversidades. Juanra y Mati en sendas jugadas a balón parado ponían el empate en el marcador solo a los siete minutos de la reanudación y el equipo empezaba a competir y a pelear cada balón.

Cuando los locales acababan de entrar en el partido recibían el 2-3 en contra, y lo que en jornadas anteriores hubiera supuesto un mazazo para el equipo y que hubiera causado perder el partido, esta vez sirvió para espolearlo. Los albaceteños, en un arranque de garra y coraje, se iban arriba a por el partido que entró en una fase de locura. Mati marcaba el 3-3, que era anulado por fuera de juego; el que sí subía al marcador era un auténtico golazo de falta directa de Mondi, un penalti fallado por el propio Mondi y la expulsión de Joserra con la que se llegaba al tramo final del partido con todo por decidir. La felicidad local se desataba en el 93′ con el gol de Pepe, con 10 jugadores, y que daba los tres puntos a los locales después de ocho jornadas.

En resumen, partidazo de infarto en el José Copete, especialmente para los espectadores que aguantaron el chaparrón de agua y de goles.

Share Button