El 7 de Europa… y de blanco

Raúl González Blanco escribió ayer, una vez más, su nombre con letras de oro en la historia del fútbol europeo. El delantero español anotó dos goles ante el Hapoel Tel Aviv e igualó a Gerd Torpedo Müller como máximo goleador en competiciones europeas, con 69 tantos, 68 de ellos conseguidos en la Liga de Campeones, mientras que uno lo marcó en la Supercopa de Europa. Con estos dos goles, Raúl se convierte en el máximo goleador en activo en el viejo continente. Y lo hizo de blanco. Casualidades de la vida. El Schalke vistió ayer completamente de blanco. Y el 7 de Europa, de corazón madridista, no faltó a su cita con el gol. La Champions es su competición, es un torneo en el que se siente como pez en el agua, donde todo lo que toca se convierte en gol. Goles de todas las maneras imaginables. Con la izquierda, con la derecha, de cabeza, de rebote… hasta con la mano (al Leeds United).

Raúl quería una nueva aventura. Por eso recaló en el Schalke. Buscaba hacer historia en la Champions y superar la mítica marca de Müller. De momento ya la ha igualado, pero aún le faltan, como mínimo y en el peor de los casos, tres partidos en la máxima competición europea. Y en esos tres encuentros superará su marca, de eso no me cabe la menor duda. ¡Qué pena que este récord lo consiga lejos del Real Madrid!

Share Button