El análisis de los clásicos

Messi y Cristiano Ronaldo

Más de 24 horas después de la finalización de los cuatro clásicos entre Real Madrid y Barcelona, llega el momento de hacer mi valoración. La tardanza de dicho análisis es sencilla: he querido ver las múltiples barbaridades que se han venido diciendo desde mediados de abril, cuando comenzó la previa del primer enfrentamiento.

Como análisis general, el FC Barcelona ha desarrollado mejor fútbol que el Real Madrid. Y es que los catalanes son mejor equipo que los madridistas, ya que llevan más tiempo juntos y eso, queramos o no, se nota. Lo que queda claro es que Mourinho, a pesar de ser ultradefensivo, ha encontrado la fórmula para hacerle daño al Barça. Y quizás sea la única. Sea como fuere, ha sido capaz de ganarle un título, la Copa del Rey, en el mejor partido, sin duda, de los cuatro que ambos han disputado.

En estos cuatro clásicos, el Barcelona ha eliminado al Real Madrid de la Champions, mientras que el conjunto blanco ha alzado la Copa del Rey. El partido de Liga fue el más descafeinado, no solo porque el campeonato está sentenciado, sino porque todos los jugadores tenían la vista puesta en la final de Mestalla. En estos partidos ha habido mucha emoción, intensidad, piques y dureza… y poco fútbol. Si acaso podemos salvar el choque de Copa del Rey (la primera parte la dominó el Madrid y la segunda el Barça) y la vuelta de la semifinal en el Camp Nou, donde ambos conjuntos ofrecieron un buen espectáculo.

La actuación arbitral, particularmente, ha dejado bastante que desear. La Champions ha estado marcada por la expulsión de Pepe y el gol anulado a Higuaín. Pero no es la primera vez que los árbitros se equivocan, ni tampoco será la última, por lo que es mejor no buscar más excusas. Ya lo he dicho antes, en general, el Barça ha sido mejor.

Y con respecto a la labor de la prensa (y soy periodista), simplemente me queda decir que ha sido lamentable. Prensa catalana y madridista han entrado en una guerra abierta que da pena. Han echado por tierra todos los valores del periodismo y se han radicalizado hasta un punto de no retorno. Para muestra, un botón. Después de cantar el gol de Pedro en el Camp Nou, el periodista de ONA FM dijo la siguiente frase: “Ayer cayó Bin Laden, hoy cae Mourinho”… Si esto es lo que sacamos de los clásicos, el fútbol español ha sido el gran perjudicado.

Share Button