El día que Gary Lineker perdió la razón

Gary Lineker, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, dijo en su día: “El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once detrás de un balón y al final siempre gana Alemania”. Pues bien, España, por segunda vez, le ha quitado la razón a Lineker.

La Roja ya derrotó a la selección germana en la final de la Eurocopa de 2008. Esa generación de jugadores sigue dándonos alegría y la noche de ayer fue de éxtasis. Alemania clamaba venganza por aquella final, pero no solo no hubo venganza, sino que acabaron reconociendo la superioridad española. Ayer se vivió el partido más importante de la historia de España en los Mundiales. Y ese partido será historia el próximo domingo, porque será cuando la Roja afronte el que será el encuentro histórico, el que nos llevará a la gloria, el que nos hará sufrir y en el que tocaremos el cielo.

Atrás quedaron aquellas dudas tras el choque frente a Suiza, los encuentros sin margen de error ante Honduras y Chile, el repaso a Portugal, el sufrimiento ante Paraguay y el buen fútbol frente a Alemania. Sólo nos queda un paso para escribir la historia con el color rojo de nuestra bandera, sólo nos queda derrotar a Holanda, sólo nos queda el partido del domingo, sólo nos quedan 90 minutos para ver a Casillas alzar la Copa del Mundo. Y todo ello después de saber que “el fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que siempre gana España”.

Share Button