El noble arte del boxeo

Floyd Mayweather vs Manny Pacquiao (Foto: http://www.slxs.co.za)

Uno de mis deportes idolatrados es el boxeo. ¿Sorprendidos? Sí, quizás no sea muy chic o vintage ser aficionado al boxeo, pero yo lo soy, desde muy pequeño cuando madrugaba para ver combates de un tal Julio César Chávez.

Estaba repasando algunos combates memorables de los últimos años y quería hacer un pequeño recordatorio del Ranking Internacional de Boxeo Profesional por campeones y nacionalidad de 2013, que acaba de ser publicado en el portal www.soloboxeo.com por Luis Peñate.

El país que tiene más campeones es EEUU, con 10. Podría parecer sorprendente pero de la cantidad sale la calidad. De nombres como Ward, Mayweather, Bradley, D. García o Mikey García no se puede decir que no están en la élite, pero sólo Mayweather reina con absoluta brillantez.

Detrás de los americanos, no podía ir otro país que no fuera México, con 7 campeones, también sin los grandes campeones de otrora. No me quedo con ninguno. No hay vida después de que el gran Juan Manuel Márquez perdiera ante Bradley recientemente. Como os dije soy fan incondicional de Julio César Chávez, y de Barrera, Eric Morales o Margarito, esta banda de románticos, si me lo permitís, dio recitales en los años 90 y en la primera década del siglo XXI, ahora es otra historia.

Igual que los mexicanos, Japón cuenta con 7 campeones, la mayoría de ellos en categorías inferiores, cantera de los pesos medios. Alemania acumula 5 campeones y Rusia 4.

Tras el ocaso de Pacquiao y Donaire, Filipinas sigue arriba y aún acumula 3 campeones en categorías menores, los nuevos filipinos, Casimero, Nietes… Yo tengo que reconocer que soy muy del filipino Pacquiao, algo aplacado últimamente pero todavía entre los 3 mejores boxeadores del mundo.

De entre los países con escasos campeones del mundo, destacar a Argentina, que dispone de 2 púgiles fiables, en el Top 30 de boxeadores, Maravilla Martínez y Marcos Chino Maidana. El cubano Rigondeaux reina tras derrotar al filipino Nonito Donaire en el peso supergallo y el kazajo Genady Golovkin continúa invicto, anquilando a sus rivales.

Y por supuesto, nuestro campeón Kiko Martínez, el alicantino que está ya entre los mejores, por constancia y calidad, como en otros tiempos hubo Castillejos o Campillo, todos ellos buenos boxeadores y campeones en su momento. Kiko pinta muy bien y suena una pelea con Rigondeaux, mala suerte está teniendo nuestro campeón porque le ha tocado bailar con durísimos boxeadores como Nonito Donaire y ahora se las tendría que ver ante la máquina de picar carne suavemente Rigondeaux.

Sin duda hubo tiempos mejores para el noble arte, los Patterson, Alí, Leonard, Tyson, Chávez, De la Hoya… dieron lugar a la leyenda durante décadas. Ahora nos quedan las migajas pero es lo que hay.

Yo me sigo divirtiendo viendo boxeo, aunque no haya un seguimiento televisivo en España después de la triste desaparición de Marca TV. Pasa un poco como el rugby, aunque este deporte cuenta con las retransmisiones del Seis Naciones por Canal +. Ya sabéis que el rugby es mi deporte y a veces me entristece ver ninguna cadena en abierto de estos deportes. El patinaje y el Dakar están bien, pero el rugby y el boxeo son deportes de los de verdad, no de blandengues… es broma claro.

Hasta aquí la breve reseña sobre boxeo de esta semana, os deseo un próspero 2014 a todos, que El Albatros está generoso en deseos y buenos sentimientos en general.

Share Button