El Fight Club Albacete arrasa en el Campeonato de Castilla-La Mancha de Boxeo

Jordi Martínez

Pleno de victorias para el Fight Club Albacete en las primeras eliminatorias del Campeonato de Castilla-La Mancha de Boxeo, celebradas en Villahermosa (Ciudad Real). En el peso pluma, Jordi Martínez derrotó al toledano Iván Vinicio, que trató de resarcirse de la derrota sufrida ante el albaceteño hace dos años. “El Terrible” supo leer la estrategia de su rival, imponiendo sobre el cuadrilátero su mayor velocidad. El árbitro realizó una cuenta de protección a Vinicio, que no cejó en su empeño por dar la vuelta a la pelea en el último asalto.

Jesús Coy “Chule” firmó una de las mejores peleas de su carrera, derrotando al fajador conquense Héctor Díaz. El del Fight Club Albacete dejó patente el poder de sus puños en el primer asalto, abriendo un corte en el rostro de su rival, que recibió una cuenta segundos después. Coy dominó los tres asaltos, recibiendo una de las ovaciones más sonoras de la noche. El albaceteño selló su pase a la final dentro del peso superligero, siendo el primer púgil de nuestra ciudad que avanza hasta esta ronda en dicha categoría en los últimos treinta años.

El gran triunfador de la noche fue el joven Kike García, que sólo necesitó dos minutos para finiquitar la final que le enfrentaba con el toledano José Manuel Pilar. Con un boxeo arrollador, García no dejó dudas, conectando golpes muy precisos sobre su rival. García se proclama de esta manera campeón de Castilla-La Mancha, asegurándose su pase a los Campeonatos de España, entrando también en la historia del pugilismo albaceteño, como el primer campeón regional de Albacete en categoría joven.

Share Button