Estrategias equivocadas

Fernando Alonso

No pudo ser. Fernando Alonso se quedó sin Mundial. Tras una carrera loca, que no entraba en los planes de nadie, el asturiano vio cómo era incapaz de superar al Renault de Petrov, mientras que por delante Vettel se paseaba por Abu Dhabi y se proclamaba campeón del mundo.

La estrategia de Ferrari fue equivocada y la escudería del cavallino rampante se quedó sin el título. La mejor defensa es un buen ataque. Pues bien, esta frase no la habrán escuchado nunca en Ferrari. Ellos prefirieron una estrategia defensiva, configurando el coche de Alonso con una mayor carga aerodinámica y con menos velocidad punta. Después, verían que esto fue un error. Un fallo. El otro error se produjo tras la entrada de Webber en boxes. El australiano cambió sus neumáticos muy pronto, Ferrari varió su estrategia y Alonso siguió los pasos de Webber en una jugada equivocada, ya que volvió a la pista con mucho tráfico por delante. Y, como he dicho antes, sin la velocidad punta necesaria para atacar, ya que el coche estaba preparado para defenderse.

Así las cosas, ya sea por la estrategia fallida, ya sea por la mala suerte o ya sea porque Red Bull tiene el coche más rápido de la historia, lo cierto es que al final todos nos hemos quedado con la miel en los labios. No obstante, hay que reconocer la gran temporada de Fernando Alonso, que ha llevado su coche muy por encima de las posibilidades reales de ese monoplaza. Al menos nos queda un consuelo: Alonso volverá.

Share Button