Froome vs Contador: Un duelo que promete emociones fuertes

Froome y Contador (Foto: www.skysports.co.uk)

El Tour de Francia, una de las grandes citas del año, arrancará el próximo fin de semana en la localidad inglesa de Leeds y lo hará con un cara a cara, entre el británico Chris Froome y el español Alberto Contador, que promete espectáculo y emociones fuertes.

Será un Tour apasionante con tres bloques de montaña que harán las delicias de los aficionados. Al igual que la contrarreloj y las llegadas al sprint, con Mark Cavendish, el sprinter de la Isla de Man, como principal figura. De hecho, todo indica que será él quien se enfunde el primer maillot amarillo tras la primera jornada entre Leeds y Harrogate. El hecho de jugar en casa será un aliciente para el británico, quien podría lucir la casaca de líder durante las tres etapas por suelo inglés.

Tras el guiño del Tour al ciclismo británico con las tres etapas en territorio inglés será el momento de regresar a terreno galo. Así, en la quinta jornada se vivirá un momento especial con la disputa de la etapa entre Ypres y Arenberg Porte du Hainaut, ya que los participantes tendrán que superar varios kilómetros de pavé. En la octava etapa los ciclistas tendrán el primer contacto con la alta montaña con la llegada a Gerardmer, mientras que en la novena se llegará a Planche des Belles Filles y ahí deben aparecer los aspirantes al podio. O dicho de otra forma, quienes no respondan en estas etapas comenzarán a estar descartados para la batalla final. Después de las etapas en los Vosgos, los ciclistas tendrán la primera jornada de descanso previa a la segunda semana de competición donde los supervivientes deberán superar los Alpes y puertos como Chamrousse (puerto de hasta el 7% de desnivel) o Risoul, previo paso por el Izoard.

Para la última semana quedará la traca final. En la decimosexta etapa los ciclistas llegarán a Bagneres de Luchon tras descender el Port de Bales. Al día siguiente la jornada finalizará en Saint-Laury-Soulan previo paso por el Portillon, Peyresoude y Val Louron. La última etapa con final en alto será, sin lugar a dudas, la más esperada. Los ciclistas acabarán en la cima de Hautacam (allá donde Javier Otxoa tocó el cielo en el año 2000) previo ascenso al Tourmalet. Finalmente, el penúltimo viaje será la única contrarreloj de la 101 edición del Tour, será en la etapa 20, sobre 54 kilómetros y unirá Bergerac y Perigueux.

Y si el recorrido apunta maneras y emociones muy fuertes, ¿qué decir de los participantes? Tal vez la gran ausencia sea la de Nairo Quintana, brillante ganador del Giro de Italia y aspirante a conquistar la ronda gala en un futuro no muy lejano. Por lo demás estarán las grandes figuras del panorama internacional con Chris Froome y Alberto Contador como principales aspirantes a conquistar el Tour de Francia.

Según las casas de apuestas, el británico es el principal favorito, aunque su pobre actuación en la última Dauphine Libere y la polémica surgida en el entorno del equipo Sky tras no incluir a Bradley Wiggins en la lista de participantes en la ronda francesa pueden pesar en su contra. Máxime cuando la otrora estrella del Sky no ha dudado en mostrar públicamente su desacuerdo por no estar en el Tour e incluso ha abierto la puerta a un posible cambio de equipo, con Orica Green-Edge como gran aspirante a hacerse con sus servicios.

Por si fueran pocos los problemas, Froome tendrá que lidiar con todo un toro como es Alberto Contador, que además llegará en plenas condiciones al Tour de Francia tal y como demostró en la Dauphine Libere. Vincenzo Nibali, Bauke Mollema, Alejandro Valverde o Tejay Van Garderen también buscarán aprovechar sus opciones de conquistar el maillot amarillo y entrar en los Campos Elíseos por la puerta grande. Y eso sí, nosotros vayamos tomando asiento, olvidémonos de la siesta y disfrutemos de un Tour de Francia que promete emociones fuertes.

Share Button