Garrido presenta un proyecto “viable y coherente” para presidir el Albacete

José Miguel Garrido, empresario madrileño que se ha convertido en el segundo máximo accionista del Albacete Balompié, ha presentado su proyecto deportivo de cara a la Junta General de Accionistas que se celebrará el próximo miércoles 4 de septiembre.

Bajo el título Un proyecto, una ilusión, Garrido ha hecho público un proyecto “viable y coherente” que llevarán a cabo “un grupo de inversores a título particular en el que nos jugamos nuestro propio dinero y que no tiene nada que ver con empresas o negocios que podamos tener”.

El proyecto, a tres años, tiene como objetivo deportivo el ascenso a Segunda División en el plazo de una legislatura. Para ello, lo primero que realizará será una “auditoría externa inmediata para conocer la situación actual del club”, seguida de un presupuesto equilibrado, de una reestructuración de la deuda actual y de la búsqueda de ingresos adicionales en patrocinio o publicidad.

El encargado de encabezar el proyecto será el propio José Miguel Garrido como presidente. Junto a él, Santiago Pozas será el vicepresidente ejecutivo. En el ámbito deportivo, el responsable será el actual entrenador, Luis César Sampedro. La parcela administrativa y directiva la llevará Matías Martínez, director general del club, mientras que del ámbito de la comunicación se encargará una agencia.

La idea de José Miguel Garrido es dar a conocer el nombre de los siete integrantes que formarán el Consejo de Administración en la propia Junta General de Accionistas, siempre y cuando salga elegido su proyecto. De no ser así, si la opción elegida por los accionistas es otra, el grupo de Garrido velará “por el interés de nuestras acciones” desde la oposición.

Durante su intervención, José Miguel Garrido ha explicado las negociaciones previas con los tres máximos accionistas: José Antonio Iniesta, Rafael Candel y Carlos Parra. “Hemos hablado con los tres máximos accionistas, alcanzamos un acuerdo con los tres, dos de ellos lo rubricaron al día siguiente y el otro no lo hizo nunca”, ha indicado Garrido.

En esa propuesta, José Miguel Garrido ofreció comprar las acciones a un euro y se habló con José Antonio Iniesta indicándole que “en el momento en el que el club estuviera en Segunda División, tendrían prioridad el pago de sus préstamos”. Por su parte, sobre el acuerdo rubricado con Candel y Parra (el mismo que le propusieron a Iniesta), el ya máximo accionista ha indicado que existe una cláusula en el contrato que establece que “en el caso de que el club llegue a Primera División cobrarían 30 euros por acción”, recordando que este acuerdo también se le ofreció a José Antonio Iniesta.

José Miguel Garrido se compromete a “poner al día las nóminas atrasadas a jugadores y empleados a la mayor brevedad”, destacando que “pagar los salarios no es un favor, sino una obligación”. Además, ha indicado que pagará “puntualmente las nóminas el día 5 de cada mes”.

Otros de sus compromisos son la reestructuración de la deuda “que permita hacer frente a la misma sin urgencias”, el refuerzo de la plantilla en el mercado de invierno en base a las necesidades del técnico y la reactivación de la cantera.

Tras no entrar a valorar al otro supuesto candidato (Joaquín Echevarría), del que “no conocemos nada”, José Miguel Garrido instó a los accionistas, “que son los que tienen la última palabra”, a apoyarle en su candidatura “porque creemos que en tres años podemos devolver al club al lugar que se merece jugándonos nuestro propio dinero”, asegurando que trabajarán “duro y con dedicación por el bien del Alba y de los accionistas”.

Share Button