Un Giro de Italia para disfrutar del ciclismo

Purito Rodríguez (Foto: www.cyclingnews.com)

Llega la primera de las tres grandes vueltas ciclistas: el Giro de Italia. Y lo hace con una edición muy interesante, tanto por el nivel de los participantes, con Nairo Quintana como uno de los serios candidatos a llevarse la victoria, como por lo atractivo del recorrido.

De salida la primera gran novedad que presentará este año la corsa rossa es, sin lugar a dudas, el hecho de comenzar en viernes. Tan inusual día ha sido elegido para celebrar la contrarreloj por equipos en Belfast, Irlanda del Norte. Y es que, en esta ocasión, el Giro de Italia partirá desde territorio británico. Las tres primeras jornadas tendrán lugar en tierras irlandesas comenzando en la ciudad de Belfast y poniendo fin al periplo irlandés en Dublín, en la República de Irlanda. Tras estos tres primeros días los ciclistas descansarán el próximo lunes, no porque el cansancio haga mella si no porque tendrán que desplazarse hasta Italia para continuar con el Giro.

Tras el primer parón los ciclistas dispondrán de una semana relativamente cómoda (en ciclismo las jornadas de calma son totalmente inexistentes) a excepción de la novena jornada, la que se celebrará el 18 de mayo y que unirá Lugo con Sestola, en lo que será la primera gran toma de contacto con la alta montaña para los integrantes de la corsa rossa. Eso sí, no serán unos días cómodos, prácticamente todas las jornadas tienen finales ligeramente inclinados que pueden favorecer a corredores que son muy potentes como el español Joaquím Purito Rodríguez.

Después del segundo descanso, el Giro de Italia entrará en una segunda semana de competición que comenzará a ser decisiva para ver cuáles son los candidatos reales a enfundarse la maglia rossa en Trieste. Dos etapas con final explosivo servirán como aperitivo para la traca final. El 22 de mayo llegará la primera contrarreloj individual sobre 42 kilómetros, una jornada en la que los contrarrelojistas buscarán sacar la mayor renta posible, sobre todo si tenemos en cuenta que en las etapas catorce y quince, el 24 y 25 de mayo, los corredores afrontarán dos durísimas jornadas con las ascensiones al Monte de Oropa, el primer día, y a Montecampione, el segundo.

Tras estas jornadas los supervivientes dispondrán de un día de descanso, el tercero, antes de afrontar los últimos embites de la corsa rossa, que serán, sin lugar a dudas, los más duros para los ciclistas. De salida, y tras el parón, el gran grupo ascenderá a Val Martello. Tras esta etapa llegará la más liviana de todas, pero será la calma que preceda a la tormenta. En la decimoctava jornada los ciclistas ascenderán a Panarotta mientras que en la decimonovena se celebrará la segunda contrarreloj individual sobre 27 kilómetros. Para la penúltima etapa queda lo mejor, el ascenso al Monte Zoncolan, una durísima etapa que permitirá esclarecer quién será el ganador del Giro de Italia. Para el final queda el paseo triunfal hasta Trieste donde, presumiblemente, tendremos el último sprint de la ronda transalpina.

La lista de candidatos a llevarse la victoria final es muy amplia y está compuesta por jóvenes promesas y veteranos ilustres. Las esperanzas españolas estarán puestas, fundamentalmente, en Purito Rodríguez, aunque David López será el jefe de filas de Sky y a buen seguro peleará por estar en el cajón. Italia aspirará al cetro con algunos clásicos como Michele Scarponi, Ivan Basso, Domenico Pozzovivo o Franco Pellizotti. Cadel Evans, Chris Horner, Nicolas Roche, Rigoberto Urán o Pierre Rolland serán otros de los aspirantes a la maglia rossa. Finalmente desde Colombia llega el que para muchos, entre los que me incluyo, es el principal favorito: Nairo Quintana. El ciclista del Movistar ya ha demostrado que tiene potencial suficiente para ser un gran corredor y en este Giro de Italia tendrá que confirmar las expectativas que se han puesto sobre él.

Será pues una interesante edición del Giro de Italia que servirá para dar continuidad a esta primavera donde nos hemos podido deleitar con las clásicas y, sobre todo, para abrir boca de cara al Tour de Francia, que este año promete grandes emociones con el duelo entre Chris Froome y Alberto Contador, aunque eso es arena de otro costal. Ahora disfrutemos de la corsa rossa.

Share Button