Canalladas: Historia de la ABA, una competición de lo más rocambolesca (I)

American Basketball Association (ABA)

En el mundo del deporte no es extraño que grandes empresarios sean las cabezas visibles de los clubes o de las diferentes asociaciones. Y fue uno de esos empresarios, Denis Murphy, el protagonista de una de las más rocambolescas historias que ha dejado el baloncesto americano: La creación de la American Basketball Association (ABA).

Murphy ha sido un personaje muy ligado al mundo del deporte. Fundó la World Hockey Association, la Roller Hockey International o el World Team Tennis, asociaciones de un reconocido prestigio internacional. En su debe también hay que apuntarle otras actuaciones mucho menos exitosas como la World Football League, que buscó competir con la National Football League (NFL) o la idea poco exitosa de crear una Liga de Baloncesto para Enanos. Sea como fuere, en 1966 la National Basketball Association encontraba bastantes dificultades para expandirse y apenas contaba con doce equipos. Es cierto que en la NBA aspiraban alcanzar más mercados, pero no es menos cierto que las exigencias económicas que ello requería no estaban al alcance de la mano. Ese hecho y el final de la American Basketball League algunos años antes (1962) hicieron que Murphy se decidiera por crear su propia competición de baloncesto.

Primeramente, Dennis Murphy se puso en contacto con su amigo Bill Sharman, reconocido jugador de los Celtic de Boston, quien declinó el participar en la nueva asociación, aunque ayudó a Murphy para contactar con George Mikan, un empresario del sector turístico en Minneapolis que podría ayudarle a llevar a cabo su idea. Dennis se puso en contacto con Mikan aunque no obtuvo una respuesta deseada, porque el empresario de Minneapolis solo accedió a trabajar con Murphy cuando este tuviera el dinero necesario para poner en marcha la nueva asociación de baloncesto. Lo que sí hizo Mikan fue darle el contacto de Connie Seredin, un empresario de Nueva York que estaba buscando ayuda para crear una nueva asociación de baloncesto que fuera capaz de competir con la NBA.

Durante los siguientes meses Murphy y Seredin tuvieron varias reuniones, aunque no solían llegar a buen puerto ya que hubo varios tira y afloja por motivos económicos, lo que motivaba que la desconfianza entre ambos fuera incrementándose con el pasar de las semanas. Aunque eso cambió hacia finales de 1966 cuando Arthur Brown, directivo de la cadena televisiva ABC, decidió entregarles un crédito de 50.000 dolares para que pusieran en marcha la American Basketball Association.

El nacimiento, con 9 franquicias

Poco tiempo después, el 17 de enero de 1967 y con nueve franquicias echó a rodar la ABA, una competición que sería un caos permanente y que aglutinó a personajes muy variopintos. Aunque también entregó buenas cosas, de hecho esta competición introdujo algunos de los avances más significativos en el mundo del baloncesto a día de hoy. Una de esas acciones fue la introducción de la pelota de colores azul, blanca y roja en honor a la bandera estadounidense dejando de lado a la tradicional pelota naranja. Este hecho fue muy impactante en la época y muy aplaudido por los aficionados al baloncesto de Estados Unidos, e incluso hizo que la NBA se mostrara celosa y, tiempo después, comenzara a utilizar este tipo de balones. Asimismo, se incluyeron las posesiones de treinta segundos y se rescató una idea que se usaba en la American Basketball League (ABL), la línea de tres puntos.

También de cara al espectáculo se produjeron algunos avances como la creación de un torneo de mates, algo que actualmente es uno de los momentos más espectaculares durante el All Star de la NBA. Esto fue debido a los problemas económicos que asolaron a la ABA desde su nacimiento y que le llevaron a intentar captar audiencia y aficionados a través de diferentes espectáculos que completaban los partidos. Algunas de esas ideas como las cheerleaders, los diferentes concursos para el descanso o las acrobacias realizadas por especialistas en los intermedios sí que han sido utilizadas a posteriori por la NBA y/o otras competiciones de baloncesto. Otras, como los espectáculos con osos luchadores o los de hipnosis quedaron relegados al ostracismo en el mundo del baloncesto estadounidense.

De esta forma tan rocambolesca surgió la ABA, una competición que a día de hoy pasa por tener cierta fama y reputación en Estados Unidos pero que durante los primeros años fue considerada como la competición profesional más deportiva debido a lo exuberante, salvaje y diferente del juego llevado a cabo por jugadores muy llamativos, con modas de toda índole y con una actitud que no siempre era la deseada para un deportista de élite. Fruto de ello, la ABA ha dejado historias para la posteridad, algunas de las cuales llegarán a Con Dos Pelotas en la segunda entrega de: Historia de la ABA, una competición de lo más rocambolesca.

Share Button