Iniesta nos llevó al cielo

Final Copa del Mundo

Corría el minuto 117 del partido entre Holanda y España en la final del Campeonato del Mundo de Sudáfrica 2010 cuando el país entero gritó al unísono ‘Gooooooool’. Andrés Iniesta, un albaceteño (de Fuentealbilla) que atesora en sus botas una calidad impresionante, nos llevó al cielo. Su gol bien vale un Mundial. Somos campeones. Se dice pronto, pero aún ni siquiera lo hemos asimilado bien.

Esta generación de futbolistas nos ha dado lo que nunca hicieron otras. Nos hicieron soñar y cuando despertemos del sueño será cuando nos demos cuenta de lo que hemos conseguido. El 11 de julio de 2010 ya forma parte de nuestra historia. España ahora es el rey del fútbol, quizás el único deporte en el que no habíamos tocado el cielo.

Gritos, euforia, lágrimas, abrazos, besos… una marea roja inundó las calles de todos los pueblos y ciudades españolas. Las fuentes estaban abarrotadas de aficionados. Una noche loca, celebrando un título como nunca. Y es que somos campeones…

Share Button