José Miguel Garrido toma las riendas del Albacete Balompié

El Consejo de Administración del Albacete Balompié, encabezado por José Miguel Garrido, ya se ha puesto manos a la obra para sacar al club del atolladero en el que se encuentra, poniendo así el punto de partida hacia la recuperación de la institución.

José Miguel Garrido se convirtió ayer en presidente del Albacete Balompié tras obtener el apoyo de 15.754 acciones de las 19.676 acciones presentes en la sala, lo que supone un 83,73%. Fue la única candidatura presentada ya que Joaquín Echevarría finalmente no apareció por el Paraninfo de la Universidad alegando que no le ha llegado ese supuesto dinero que espera desde hace meses.

El Consejo, tal y como se anunció en la presentación de la candidatura el pasado miércoles, está formado por Santiago Pozas, Saúl Ruiz de Marcos, Carlos Martínez, Francisco Plaza, Agustín Lázaro, Pedro Antonio Carretero y el propio José Miguel Garrido, produciéndose la primera reunión entre ellos hace unos minutos.

En su discurso en la Junta de Accionistas, José Miguel Garrido indicó: “Nuestros próximos pasos serán analizar las cuentas del año pasado y cerrar el presupuesto de esta temporada. Nuestro objetivo sigue siendo el ascenso para subsistir y porque por historia no nos corresponde esta categoría. Renegociaremos la deuda concursal y la restante, y dotaremos el club de estabilidad económica”.

Esa estabilidad puede llevar al despido de trabajadores, sobre los que dijo: “Veremos cómo es la plantilla, en menos de 60 días lo diremos. Mantendremos una estructura viable en Segunda B, mantendremos lo que el club pueda pagar. No vamos a bajar el sueldo de los jugadores, que ahora no se le paga”.

Ovación para Ferre y rifirrafe final

Vicente Ferrer de la Rosa dio por concluida su etapa en el Albacete Balompié tras 38 años dedicado al club de sus amores. Emocionado, Ferre deja la entidad tras haber ejercido como presidente circunstancial en el último mes. La Junta sirvió como homenaje a Ferre, ya que fue ovacionado en varias ocasiones y todas y cada una de las personas que intervinieron acabó dándole las gracias por sus servicios.

Por otra parte, José Antonio Iniesta y Cristóbal Domingo protagonizaron un rifirrafe sobre el tema publicitario, aunque finalmente no pasó a mayores. Esa fue la nota más negativa de una Junta de Accionistas que abrió un nuevo futuro para el Albacete Balompié, con una candidatura de unidad que trabajará por y para el Albacete.

Share Button