El equipo junior del ADB Hellín se estrena en Liga con una derrota

El ADB Hellín comenzó su andadura en la presente temporada y en la nueva categoría Liga Junior Preferente, con una clara derrota por 36-58, quizás también algo exagerada, ante un Motilla que se marchó en el luminoso en el tercer cuarto. El conjunto hellinero puede acusar en exceso su juventud, y es que del equipo que la pasada campaña se clasificó para jugar los play off de ascenso apenas quedan un par de jugadores, de ahí la decisión que, en su día, adoptó la Junta Directiva de comenzar en esta nueva categoría sin tantas exigencias, en lo deportivo y en lo económico, para que el equipo se fuera formando con el paso del tiempo.

Con un equipo muy renovado pero con mucha altura en algunos casos, al ADB Hellín le faltó, sin embargo, en este debut que tuvo lugar en un animado Pabellón Nº 2, el jugador que fuera capaz de desequilibrar y desarmar a la defensa del equipo conquense para suministrar de balones en la pintura a jugadores, que, pese a su juventud, rozan el 1’90 de estatura.

Ya desde el principio se vio que, sobre todo en el caso de ADB Hellín, no iba a ser un partido de mucha anotación, ya que fruto en muchos de los casos de los nervios los hellineros no acertaron ante el aro de un rival que se dedicó a intentar estar seguro en el rebote y, en las transiciones, a anotar, aunque también a cuentagotas, por lo que al final del primer cuarto se llegó con un exiguo 7-8 para los visitantes. Pero el segundo cuarto fue de alguna manera clave para la suerte del partido, ya que el ADB Hellín encontró muchos problemas a la hora de superar la presión del Motilla, que en ataque se entonó para, poco a poco, ir disparando las diferencia, ante un Hellín algo nervioso que sólo pudo anotar cinco puntos, por lo que al descanso el marcador reflejaba un 13-26.

Reaccionó sin embargo el cuadro de Dani Fernández tras la reanudación con las acciones, sobre todo, de Hermosa, Marín y Pablo García, ante un Motilla impreciso en ataque y no tan ajustado en defensa, hasta el punto que el ADB Hellín se llegó a colocar a cinco puntos en el marcador. Fue un espejismo, porque a falta de unos minutos para llegar al final del tercer cuatro, el ADB se dejó llevar por la euforia de verse tan cerca en el marcador, y quizás no solo se relajó en defensa, sino que realizó una selección de tiro precipitada, lo que aprovecharon los visitantes para marcharse casi de manera definitiva en el marcador, a pesar de que los hellineros dejaron la desventaja en la barrera psicológica de los diez puntos a falta del último cuarto.

Y aunque el ADB Hellín intentó en este último periodo acercarse al máximo, no era el día más inspirado en ataque, por lo que el Motilla poco a poco se fue marchando en el marcador y en las diferencias, por lo que la recta final se aprovechó para dar minutos a todos los jugadores de la plantilla pensando en próximos compromisos, como el del fin de semana en la cancha del UCA de Albacete, que viene de perder, por 69-67, ante el Eba-97/98.

Share Button