La mejor generación del tenis español, sin recambio

Tras los años de vacas gordas, llegan los años de vacas flacas. Eso es lo que le espera al tenis español, que revivirá la historia de José cuando interpretó los sueños del Faraón. El deporte de la raqueta nos ha dejado grandísimos éxitos en estos últimos años, y nos seguirá dejando algunos más, pero ¿hay relevo generacional? No.

La eliminación en la primera ronda de la Copa Davis ante Canadá ha reabierto el debate. No hay sustitutos con futuro para estrellas como Rafa Nadal o David Ferrer. Los mejores tenistas españoles afrontan el último tramo de sus carreras deportivas y en el horizonte no se atisba ningún brote verde, ni un tenista veinteañero que nos haga soñar con un nuevo futuro lleno de éxitos.

Disfrutemos mientras tanto de esta generación que tenemos ahora. De los Nadal, Ferrer, Almagro y compañía. Y mantengamos la ilusión de que un día de estos, de alguna escuela de tenis de nuestro país salga otro as de la raqueta, otro tenista que sustituya a estos cracks de la arcilla, la pista rápida o la hierba. Tardaremos, pero soñemos con que ese cambio generacional llegue… y mientras, disfrutemos de lo que tenemos.

Share Button