La rivalidad asiria de Suecia

Assyriska (Foto www.svenskafans.com)

Con una población de 65.000 personas, Södertalje es una pequeña ciudad de Suecia. Una localidad famosa por ser el lugar de nacimiento del extenista Björn Borg y por la fabricación de los camiones y autobuses de la marca Scania AB. Pero también es la ciudad donde se dirime la supremacía del fútbol asirio.

El Imperio Asirio nos hace retroceder en el tiempo varios siglos hasta alcanzar la época de su máximo esplendor, esto es desde el 1.813 a.C. hasta el 609 a.C. Durante estos siglos, plagados de guerras y matanzas, se convirtió en una de las grandes potencias del mundo. Sin embargo, tras su disolución en el 609 a.C. comenzó un largo e interminable caminar de los asirios que, paradójicamente, les ha llevado hasta territorio sueco. El ser de religión cristiana en una zona eminentemente musulmana ha jugado en contra de los asirios, que han sufrido una persecución llena de episodios violentos que se han ido acrecentando con el correr de los años. Esos incidentes han motivado que los asirios se establecieran en diferentes puntos del mundo como Suecia, Gran Bretaña, Alemania, Armenia, Jordania, Argentina, Estados Unidos, Líbano o Australia.

A su llegada a Suecia, los asirios decidieron instalarse en las inmediaciones de la capital, principalmente en Södertalje, donde aproximadamente el 30% de la población es de esta etnia. Por eso no es de extrañar que allí naciera en 1971 el Assyriska Föreningen, considerado por sus aficionados como “la selección nacional de todos los asirios del mundo”. Durante sus primeros años participó en ligas menores, pero en 1990 tuvo el primer gran éxito de corta vida, ya que logró el ascenso a Tercera División. Ese hito hizo que el club se abriera al mundo y que comenzara a contar con futbolistas de cualquier origen, no exclusivamente asirios, lo que le permitió alcanzar nuevos éxitos. Apenas un par de años después del ascenso a Tercera División, en 1992, el Assyriska volvió a escribir su nombre en la historia del fútbol sueco al convertirse en el primer equipo de emigrantes que alcanzaba la Segunda División (actualmente llamada Superettan).

Desde entonces, el Assyriska ha estado pululando entre Segunda División/Superettan y Tercera División, no en vano acumula quince participaciones en la categoría de plata del fútbol sueco. Aunque también ha continuado haciendo historia. En el año 2003 y estando en la Superettan firmó una espectacular temporada en la competición de Copa y alcanzó la final, aunque el IF Elfsborg demostró su poderío en el choque definitivo y logró llevarse el título tras imponerse por 2-0. Sin embargo, a pesar de aquella derrota, el cuadro de origen asirio había plantado una semilla que dio su gran fruto en 2004, cuando alcanzaron su gran éxito: ascender a la Allsvenskan (Primera División).

Su periplo por la máxima categoría del fútbol sueco fue muy breve, apenas un año, y en cierto modo supuso el, hasta ahora, techo del equipo. Desde aquella temporada, el Assyriska ha sufrido tres descensos, el de la Allsvenskan a la Superettan y dos a Tercera División, aunque parece que ya ha superado esos problemas y actualmente camina por la categoría de plata con la intención de volver a dar el salto a la máxima división. De momento en la recién finalizada temporada (en Escandinavia las temporadas se disputan desde abril hasta octubre por la dura climatología) ha sido capaz de terminar en la zona media (octavo), demostrando una gran estabilidad deportiva e institucional, algo que se antoja clave para reverdecer viejos laureles.

Rivalidad Assyriska Föreningen vs Syrianska FC

Sin embargo, aquí no se acaba la historia del fútbol asirio en Suecia. Ni tampoco en Södertalje. Y es que apenas seis años después del nacimiento del Assyriska, en 1977, apareció en la misma ciudad el Syrianska FC, equipo que nació para representar a la facción aramea del pueblo asirio. A parte de compartir ciudad, Assyriska y Syrianska, que compiten por obtener la supremacía del fútbol asirio, también comparten estadio, el Södertalje Fotobollsarena, algo que recuerda a otras grandes rivalidades europeas como Roma y Lazio, o Milan e Inter, clubes que también comparten feudo.

Syrianska FC (Foto www.syrianskafc.com)Syrianska FC (Foto www.syrianskafc.com)

La historia del Syrianska no es tan pródiga. Sus éxitos siempre han estado a la sombra de su máximo rival. Alcanzó la Superettan después que sus adversarios y nunca ha disputado una final de Copa. Aunque cuenta con algo a su favor, desde 2011 y hasta este 2013 ha participado en la Allsvenskan, siendo por tanto el mejor equipo asirio del momento. Su primer año lo saldó consiguiendo la permanencia tras superar la promoción de descenso, en el segundo fue capaz de lograr una permanencia más holgada, aunque en este año su nivel ha bajado mucho y con varias semanas de antelación selló su descenso de categoría.

Por ello, durante la primavera de 2014 ambos contendientes volverán a verse las caras tras varios años sin hacerlo. Será en la Superettan. Será en el Södertalje Fotobollsarena de Södertalje. Y, por supuesto, será una nueva batalla deportiva para saber quién es el mejor equipo asirio del mundo.

Share Button