La Romareda: historia del madridismo

Todos los equipos tienen un estadio fetiche, ese campo que siempre significa algo importante en su historia, ese terreno de juego en el que, por una razón o por otra, ha sucedido algo significativo. La Romareda, estadio del Real Zaragoza, es un talismán para el Real Madrid, un campo que siempre estará en la historia madridista, agrandada con dos hechos ocurridos hoy: el debut de Morata y los 400 partidos de Iker Casillas en Liga.

Un buen madridista debe conocer que en La Romareda debutó el eterno 7, Raúl González Blanco. Y que, cosas de la vida, allí marcó su último gol con la camiseta del Real Madrid (además, lo hizo lesionado). Eso es historia. Morata puede ser el futuro. El canterano, a sus 18 años, debutó hoy frente al Real Zaragoza, al igual que hizo Raúl en su día. Mourinho le ha dado la alternativa en un campo rodeado de historia para el conjunto blanco. Por su parte, Casillas ha cumplido su partido 400 de Liga con el Real Madrid. Otro acontecimiento en el que La Romareda ha estado presente.

Además, este estadio también ha sido testigo de las despedidas de Míchel o Figo con la camiseta merengue. Muchos acontecimientos que tienen un gran significado para el Real Madrid, un conjunto que cada vez que visite La Romareda sabrá que en ese estadio hay un trozo de su historia pasada, de la presente y quién sabe si del futuro.

Share Button