Lección de Mourinho

El pasado sábado, Pep Guardiola dio una auténtica lección en el estadio Santiago Bernabéu frente al Real Madrid, con la mitad de la Liga en juego. El Barcelona ganó (0-2) y dio un paso de gigante para adjudicarse un título que se le ha complicado tras el pinchazo en el derbi ante el Espanyol. Tácticamente, el planteamiento de Guardiola fue enormemente superior al de Manuel Pellegrini. Ayer se invirtieron los papeles.

José Mourinho, entrenador del Inter de Milán, fue el vencedor de la contienda frente a Guardiola. Dos de los mejores técnicos del mundo se vieron las caras en Milán y el portugués salió vencedor. No es fácil ver a un conjunto italiano con tres delanteros (Diego Milito, Samuel Eto’o y Pandev), aunque dos de ellos estuvieran escorados hacia las bandas. Así pararon las subidas de Alves y Maxwell. También se impuso el Inter en el centro del campo, ya que Cambiasso y Motta apagaron la llama creadora de Xavi, algo que no consiguieron en el Bernabéu.

Mourinho llevó el partido al terreno táctico y salió vencedor. Guardiola, en cambio, no supo cómo hincarle el diente al conjunto italiano. Buscó la reacción sacando del campo a Ibrahimovic y dando entrada a Abidal, subiendo a Maxwell al centro del campo. Pero Mourinho se tenía bien aprendida la lección. Reforzó el centro del campo y apenas sufrió en los instantes finales.

El Inter no es el mismo de hace unos meses, cuando el Barcelona dio un recital de posesión. Ayer cambiaron las cosas. Mucho tendrá que estudiar Guardiola para salvar la eliminatoria, aunque si el Barça muestra su nivel en el Camp Nou, todo puede pasar.

Share Button