Los árbitros, ¿alguna solución?

Mateu Lahoz

La actuación de Mateu Lahoz en el partido entre el Sevilla y el Barcelona el pasado fin de semana ha vuelto a poner a los árbitros en el disparadero. No hay jornada en la que algún equipo se sienta perjudicado por alguna decisión arbitral.

Y sí, los árbitros se equivocan, porque son humanos y tienen que juzgar una acción en apenas décimas de segundo. ¿Pero esto no puede mejorarse de alguna forma?

Es incomprensible que, a día de hoy y con todos los avances que existen, no se emplee la tecnología para mejorar el arbitraje. Se utiliza en baloncesto, en tenis, en hockey hierba, en taekwondo… pero no en el fútbol. Y así nos va, polémica tras polémica. Un microchip en el balón evitaría los goles fantasmas o una rápida repetición dejaría claro si una acción es, por ejemplo, penalti o no. Pero la FIFA no está por la labor de incorporar la tecnología (sea cual sea) a este deporte. Lo único que han hecho en los últimos años ha sido la incursión de los jueces de área, la figura más inútil del mundo del fútbol. ¿Alguien ha visto a algún juez de área tomar alguna decisión durante un partido? Si ni siquiera llevan un banderín completo (solo tienen el palo y no la bandera). 

En fin, el arbitraje es un tema complicado. Pero ¿y si lo profesionalizamos? Los árbitros no viven del arbitraje, sino de otros trabajos. Por lo tanto, habría que profesionalizar el gremio, sancionando a aquellos colegiados que cometan errores graves. Si les ‘tocas’ el bolsillo seguro que afinan la vista. Seguirá habiendo errores (porque son humanos), pero se evitarían las actitudes prepotentes y chulescas de muchos de ellos. 

Share Button