Los pilotos albaceteños dan la talla en el Regional de Velocidad

Regional de Motociclismo (Foto: Circuito de Albacete)

Gran papel de los albaceteños en el Open Regional. Subieron al podio en esta primera prueba de la temporada motociclista Ángel García en Clásicas 2T, Joaky Castañeda y Raúl Martínez, que confirmó los mejores pronósticos y venció en Extreme.

El sol y el viento fresco quisieron acompañarnos en la disputa de la jornada dominical del Open de Castilla-La Mancha vivido en el Circuito de Albacete bajo el auspicio de las federaciones valenciana, catalana y castellano-manchega de motociclismo. La buena organización y la asistencia de espectadores al paddock fueron la nota principal de las cinco carreras disputadas y en las que destacaron con luz propia los cuatro pilotos con los que Albacete estaba representado.

Abrió la mañana la multicategoría Challenge 80, en la que se ven monturas de distinta cilindrada, de dos y cuatro tiempos, pero con un denominador común: la juventud de los participantes. A pesar de que Víctor Rodríguez salió mejor, no tardó Raúl Fernández (PreMoto3), en ponerse a liderar la prueba. Así ocurrió desde la segunda curva y así llegó para el valenciano el primer triunfo de la temporada. A Raúl le siguieron el mencionado Víctor Rodríguez (PreMoto3), a diez segundos, y Alonso López (Challenge 80), a un minuto del vencedor.

En la otra fórmula de promoción, la CBR Honda 250R, los protagonistas del sábado se repitieron el domingo, con Marc Alcoba en primera posición de la carrera y de la combinada, mientras que esta vez Marc Miralles si pudo llegar al podio acabando segundo, dejando a Óscar Gutiérrez en el tercer lugar del cajón.

En las clásicas F1 y 2T, Alfredo Morant y su Honda vencieron por delante de Alejandro José Cantalejo, ambos en F1. Mientras, en 2T nos llevamos la alegría de Ángel García Blázquez que, con una Aprilia del 99, fue segundo por detrás de Óscar Morais Fernández. El piloto manchego indicó que “me hubiera gustado acabar primero por dedicar mi victoria a la Asociación Española Contra el Cáncer, pero si he de ser sincero me he confiado algo en las últimas vueltas y Óscar me ha pasado”. Y añadió “esperemos que dentro de un mes en Cheste podamos mejorar un poco”.

Extreme

No fue un camino de rosas el de Raúl Martínez a pesar de ganar en la carrera de Extreme o de haber conseguido el mejor tiempo en los entrenamientos. En la primera vuelta se vio superado por Guillermo Llano y le costó ir a remolque hasta que los comisarios sancionaron a Llano con un Pit Stop por haberse adelantado en la salida. A partir de ese momento, Raúl sí fue capaz de aguantar el ritmo y llegar primero por delante de Juan Manuel Ruiz y Unai Fernández.

Al bajar del podio, Raúl Martínez (Albaracing) confesaba haber tenido “la suerte que nos ha faltado en otras ocasiones” explicando que “a partir de la quinta vuelta me sentía como agarrotado, me costaba agarrarme a la moto y con una carrera a catorce vueltas no es normal porque yo estoy acostumbrado a las veinte del Campeonato de España”. Ése será precisamente el próximo objetivo del piloto de Yeste el próximo 6 de abril en Jerez “y para eso tenemos que seguir trabajando”, indicó.

Cabe reseñar en esta carrera de Extreme el único incidente reseñable de la mañana con la caída de Alejandro Rubio en la curva de acceso a meta y que se saldó con la doble fractura de tibia y peroné del piloto que rápidamente fue atendido por los servicios médicos del propio Circuito de Albacete.

Joaky en Supersport

Cerraron la jornada las ‘600’ con el triunfo sin discusión de Sergio Mora y la segunda posición de Aitor García. En la tercera plaza apareció un gran Joaky Castañeda, que salía quinto en parrilla después de una caída en la jornada del viernes. Pero Joaky y su equipo pudieron con todo y hasta se vio cerca en algún momento del segundo puesto, pero con la mitad de las vueltas disputadas decidió conservar y alcanzar este tercer puesto que sabe a mucho más que un simple ‘bronce’ en un regional.

El mismo Castañeda, visiblemente emocionado, confesaba que “le debo mucho a mi mecánico Yerai, a mi mánager, a mi madre y por supuesto al Circuito. Me ha costado muchísimo después de la caída y confieso que yo el viernes no me veía en carrera, pero mi gente trabajó hasta la madrugada e hicieron el milagro”.

En esta misma Supersport vimos a Santiago Berbel, debutante en Supersport y que por no tener presupuesto para una pizarra se vio superado en la última vuelta y se quedó a un paso de la clasificación de la Copa de Castilla La Mancha. Berbel es de Villamalea y confesaba al acabar que “la experiencia ha merecido la pena”, esperando poder estar en la próxima carrera de este campeonato de Castilla La Mancha de Velocidad que será en el Ricardo Tormo de Cheste. Mientras, el Circuito de Albacete se reencontrará con la competición ya a finales de junio con motivo de la Copa de España de Motociclismo.

Share Button