Los señores del anillo

Cuando Frodo Bolsón fue designado para destruir el Anillo Único en el Monte del Destino, en la trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos, todos querían hacerse con la deseada sortija para gobernar el mundo. Ya fuera Sauron (el Señor Oscuro de Mordor) o el feo de Gollum (Sméagol), se tiraron las tres películas para arrebarle el anillo al hobbit, cosa que no lograron.

La NBA, que arrancó ayer, también tiene a sus personajes de esta historia. Todos ellos con un único objetivo: ser los señores del anillo. Ahora, dicha sortija luce en los dedos de Los Ángeles Lakers, con los ‘hobbits’ Bryant, Gasol, Odom o Artest en los papeles de Frodo, Samsagaz, Merry y Pippin, y con el técnico Phil Jackson haciendo del mago Gandalf. Pero no tendrán fácil seguir gobernando la NBA, o la Tierra Media, siguiendo el símil cinematográfico.

Como principal enemigo tendrán al equipo de Mordor, los Miami Heat, que se han reforzado de una manera increíble, con LeBron James -Sauron- como cabeza de cartel. A su lado tendrá a los incansables orcos -Wade, Bosh o Chalmers-. No obstante, los Heat han perdido la primera batalla frente a los Boston Celtics.

Precisamente Boston (actual subcampeón) es otro de los principales candidatos, entrando en un grupo de varios conjuntos que pueden poner en aprietos a los ‘hobbits’ de los Lakers. Como si fueran Gollum, con sus cambios de personalidad, de todos ellos nos podemos esperar cualquier cosa. Es decir, que los Celtics lideran un grupo de equipos candidatos a luchar por el anillo: San Antonio Spurs, Chicago Bulls o Utah Jazz.

La superproducción del baloncesto ha comenzado. Por delante, muchísimo camino por recorrer hasta la final -el Monte del Destino-, la que decidirá al nuevo poseedor del Anillo Único, el que les acreditará como campeones de la mejor liga del mundo.

Share Button