Maldito quirófano

El culebrón de Gonzalo Higuaín parece que llega a su fin. Definitivamente, el delantero argentino tendrá que pasar por el quirófano para operarse de su hernia discal. El ‘Pipita’ estará más de dos meses de baja tras su intervención, por lo que su vuelta a los terrenos de juego no se producirá hasta la recta final de la temporada.

Ahora me opero, ahora no, ahora sí… ésta ha sido la constante en la vida de Higuaín en el último mes. Lo han visto varios médicos y ha recibido opiniones de todo tipo. Decidió esperar y recuperarse a través de un tratamiento conservador que no ha funcionado. Y resulta que lo único que ha perdido ha sido el tiempo.

Un error en toda regla. El jugador ha decidido por sí mismo, cuando desde el club blanco (que es quien le paga) le aconsejaban la operación para tenerlo de baja el mínimo tiempo posible. Ahora, lo que podría haber sido una baja de un mes y medio, aproximadamente, se prolongará a más de tres meses. Y mientras tanto, Mourinho tendrá que tirar con lo que tiene, porque no parece probable que lleguen nuevos refuerzos invernales. Al menos ha vuelto Kaká, por lo que Cristiano Ronaldo podrá hacer de 9, ya que el empanado de Benzema sigue dando una de cal y muchas de arena.

Share Button