Motociclismo femenino: es hora de acabar con las ‘rarezas’ y los ‘bichos raros’

Un grupo de mujeres pilotos de la Comisión Femenina de Motociclismo de la RFME estuvo el fin de semana en el Circuito de Albacete reivindicando el lugar y el protagonismo que poco a poco y con mucho esfuerzo van conquistando en este deporte.

Que una parrilla tenga hombres y mujeres y se vea como algo normal en el mundo del motociclismo parece un objetivo muy lejano en el tiempo o muy difícil de conseguir. Tras décadas en las que nombres como Tarru Rinne o Gina Bovaird eran considerados más como extravagancias que como realidades, quizá haya llegado el momento de dar pasos más enérgicos, desde abajo, y con el espejo de aquellas pioneras que un día se saltaron todas las normas, o de realidades de este siglo como María Herrera o Ana Carrasco.

Este fin de semana, gracias al Circuito de Albacete, la Federación Castellano-Manchega de Motociclismo y la Comisión Femenina de este deporte en la RFME hicieron posible varias sesiones de entrenamiento para una quincena de mujeres, que sobre sus Kawas o Yamahas piden un hueco en las carreras.

Al frente de esa Comisión Femenina de Motociclismo, Inés Fonseca Acebal, que nos explicaba que “se creó para intentar facilitar el acceso de las mujeres a este deporte, facilitar que las amateur puedan llegar y promocionar todo lo que hacen para darle la relevancia que necesitan”.

La misión parece muy amplia ya que se parte de muy abajo “partimos de cero prácticamente pero hay muchas ganas de trabajar y muchos proyectos. Por eso es fundamental el apoyo que nos ha brindado este fin de semana el Circuito de Albacete y esta Federación Castellano-Manchega para poder formar a estas mujeres que hasta hoy han encontrado un enorme vacío en su formación y acercamiento a este deporte. También es bueno –añade Inés- que compartan el ambiente de carreras de un fin de semana como éste y que se metan dentro. Eso también es aprender”.

Para Inés Fonseca, “son muchas las barreras que ya de por sí se interponen para cualquier persona a la hora de incorporarse a este deporte, pero si hablamos de mujeres las barreras multiplican su altura y es aún más complicado”. En este sentido, la directora de esta Comisión Femenina de Motociclismo estima que “lo más importante en estos momentos sería hacer un poco de cantera y ofrecer formación. Estoy segura de que si conseguimos eso, los resultados van a llegar, ya sea para fórmulas mixtas o para carreras exclusivamente para mujeres”.

El objetivo principal de esto es alcanzar “la normalidad frente a los que piensan que esto es una moda o una rareza. El proyecto tiene que ser estable en le tiempo y tenemos que conseguir que una persona joven, por el hecho de ser hombre o mujer no tenga más o menos dificultades para practicar motociclismo”.

Paula Guixeras

Como ejemplo de todo esto que mencionamos, aunque sólo sea uno entre muchos chicos, destacamos a Paula Guixeras, participante de la Copa Rieju de promoción en la que el domingo subió al podio superando, a sus 12 años, a muchos chavales que la ven, afortunadamente, como una rival más en la parrilla o en carrera.

Share Button