Opinión: ¿Así se fomenta el fútbol femenino en la región?

Lo primero como no podría ser de otra forma es presentarme, mi nombre es José Martínez López, soy uno de esos padres que está empezando a descubrir el mundo del fútbol femenino esta temporada por “culpa” de mi hija. Empeñada durante años a empezar a practicar este deporte, no tuve más remedio que ceder finalmente y apuntarla en uno de los equipos de la ciudad. Intentas ahondar lo posible para ver cómo funcionan los equipos, entrenadores y jugadoras que acompañarán durante este año a tu niña, principalmente dos descubrimientos que, para mí, demuestran el porqué de la situación deportiva con respecto a las chicas.

Lo primero es saber que hay tres equipos de fútbol femenino en Albacete: Fundación Albacete, con un equipo en Primera División y en categoría regional, también Albasit, con una escuela de fútbol masculino y una gran base en el femenino, y el CFF Albacete, que como el Fundación tiene dos equipos, uno en Segunda División y otro en regional. Un total de 5 equipos, una gran sorpresa para un servidor ya que no imaginaba el volumen de chicas que quieren jugar al fútbol en esta ciudad. Bien es cierto que si piensas fríamente con toda la “bola” que se le da a este deporte a nivel mediático es inevitable que cada vez más chicas jueguen, inevitable y por lo que voy viendo bueno para las chicas que practican el deporte que les gusta, disfrutan y se divierten.

Esta primera parte del escrito no es el motivo que me lleva hacerlo, lo que realmente me inquieta, por decirlo suave, es el apoyo que recibe el fútbol femenino. No entraré en subvenciones porque sabemos que el país no está para grandes dispendios, tampoco sé si dan mucho o dan poco, si le preguntamos a un club seguro que siempre será poco, pero sí sé un par de cosas que me han chocado en gordo y es el coste que tiene. No hablaré de alquiler de campos, quien lo necesite, ropa o materiales ya que como cualquier hijo de vecino sabe que hay unos gastos seguros. Contaré lo que me puso sobre la pista, escuché que el precio del arbitraje en un partido de regional femenino son 85 euros, un precio para mí elevado sabiendo que en estos partidos no hay jueces de línea. No menos sorpresa averiguar que en Segunda y Primera el precio es menor, 65 euros y en esta categoría sí hay los linieres que no se contemplan en Regional, como diría mi amigo Jose ¿Por qué?. No para aquí mi sorpresa, por motivos laborales me desplazo por toda Castilla-La Mancha, Murcia y Madrid y allí pude informarme de los precios de los árbitros en las demás comunidades. En la comunidad murciana el precio del arbitraje es de unos 20 euros, 65 más barato y en la madrileña no tienen coste ya que los cubre la federación tal y como me comentaron. ¿Por qué esa diferencia? Quizás por los desplazamientos de los árbitros pensé en un inicio, pero no, los árbitros suelen ser de la misma provincia e incluso del mismo municipio donde se pita, ya sea ciudad o pueblo, descartamos esa opción. Lo escribo porque creo que merece la pena que la gente sepa cuál es la diferencia entre comunidades, seguro que tiene alguna explicación que yo no sé, pero me encantaría disipar esa duda.

Hablando con mi niña, me cuenta que viajará por toda Castilla-La Mancha, el viaje en autobús me preocupa como a todo el mundo, pero me preocupan también los estudios. Sé que mi hija aún no tiene demasiada carga escolar porque todavía no llegó a bachiller, pero haciendo la cuenta de la lechera, viendo que hay dieciséis equipos en la competición, la cuenta es clara, treinta jornadas, pregunto dónde tiene que ir y son varios viajes a Guadalajara, Toledo, Talavera de la Reina, Ciudad Real, Cuenca, tal y como dijo mi hija, por toda Castilla-La Mancha, lo veo bien porque conocerá gente y es lo que toca. Pero cuando tenga unos años más y esté en pleno bachiller con exámenes y jugándose buena parte de sus opciones de entrar en la carrera que ella quiera, tendrá que estar un día entero con el equipo, viaje de ida – partido – viaje de vuelta. Hace nada el Albacete estaba en Segunda División B en el Grupo IV, ¿no podrían hacer grupos y evitar esa liga tan larga, tantos kilómetros y tantas horas “robadas” a los libros? Esta pregunta la trasladé al club y me contestaron que se intentó por esos motivos y por los económicos, no voy a entrar en estas cuestiones que desconozco, me dijeron que en un principio iban a dividir la liga en dos grupos o eso se habló, finalmente la federación decidió hacer grupo único. Vuelvo a la misma pregunta que antes ¿por qué? ¿Así afianzarán a las chicas a que sigan practicando un deporte que lo hacen por pasión y con muy pocas aspiraciones de llegar a vivir del fútbol femenino hoy por hoy? Seamos claros, las chicas no viven del fútbol o al menos en esta comunidad autónoma que yo sepa ninguna se retirará a vivir de las rentas una vez colgadas las botas. Los chicos también hacen desplazamientos largos, tengo otro chaval mayor y lo he vivido igualmente, pero los chicos tienen diversas opciones, categorías y niveles. Aquí en Albacete si eres una niña y tienes 13 años te toca pasar por el aro si o si.

Yo no soy quien ni pretendo serlo, pero ahora que parece que tiene una base sólida este deporte en la sociedad española, espero que a alguien se le encienda una bombilla y entienda que las medias tintas no valen, que decir que sí con un micro delante o a través de ciertos eventos no es suficiente si no se demuestra a través de las facilidades que requiere.

*Artículo de opinión escrito por José Martínez López.

Share Button