Canalladas: Premier vs Liga, ¿de cuál eres?

Premier League vs Liga Española (Foto: Mundoentretenimiento.com)

En los últimos meses se ha potenciado (y con razón) el debate sobre cual es la mejor Liga del mundo. Para muchos, la Premier League es la competición liguera donde calidad y emociones otorgan a los espectadores un espectáculo único. Para otros, la Liga es el mejor torneo fundamentalmente por Cristiano Ronaldo y Leo Messi.

No es nada fácil quedarse con una única competición. Es cierto que la Premier League regala momentos que parecen imposibles en la Liga española. Por ejemplo, recientemente un equipo debutante en la competición y en una Primera División inglesa, el Bournemouth, lograba una sorprendente victoria (0-1) en Stamford Bridge, feudo del vigente campeón, el Chelsea CF. Tal vez este sea el resultado más impactante de todos los que se están dando esta temporada, pero este tipo de marcadores son bastante habituales. Por ejemplo, este mismo año el West Ham United ha sido capaz de ganar en los estadios de Manchester City, Liverpool y Arsenal. A diferencia de lo que ocurre en España, todos estos resultados sorprendentes no hacen si no jugar en favor de la Premier. Aquí la gente adora este tipo de gestas que siempre se han dado en el mundo del fútbol. Y a nosotros también nos gustan, aunque nos hemos acostumbrado a que no ocurran frecuentemente y a que los hinchas de determinados equipos resten valor a las victorias de los “underdogs”, fundamentalmente si sus equipos son las víctimas.

Si hablamos de la FA Cup todavía salimos peor parados. La BBC ha retransmitido partidos de la primera y segunda ronda clasificatoria, donde todavía no se encuentran los equipos de la Premier League. Incluso el pasado domingo con motivo de la disputa de la segunda ronda, la eliminatoria inmediatamente anterior a la primera en la que participan los equipos de la máxima categoría inglesa, ofrecieron un carrusel dando los goles en directo. Equipos como Oxford United, Altrincham, Whitehawk o Welling United disfrutaron de un rato de fama al aparecer en los televisores de los ingleses. En España, para empezar, solo unos cuantos privilegiados juegan la Copa. Y desde luego ni TVE ni ninguna de las de pago van a ir a retransmitir un partido de primera o segunda ronda a un campo de la séptima categoría (Segunda Regional). Todo lo contrario que en Inglaterra donde hemos podido ver en la televisión pública el sorteo de la tercera ronda (el primero con equipos Premier) y hasta dos partidos del Salford City de la Northern Premier League (séptima División) en la FA Cup. Es cierto que no se trata de un club corriente (paga salarios de unos 500 euros a la semana), pero no es menos cierto que es un equipo modesto. Precisamente son los salarios los que marcan un punto de inflexión en las diferencias entre las competiciones inglesas y españolas. Es cierto que los grandes clubes españoles pagan más y mejor, pero no es menos cierto que los ingleses son más proporcionados y pagan mejor en otras categorías. Por ejemplo en la Conference National, primera categoría no profesional y el equivalente a nuestra Tercera División, se pagan mejores salarios que en la Segunda División B.

Los aficionados

El respeto al hincha también es algo que los ingleses cuidan más que los españoles. Tal y como reflejaba un estudio realizado por un diario de tirada nacional recientemente, el fútbol en Inglaterra es cuatro euros más caro que en España, sin embargo, la diferencia entre salarios es abismal, de hecho, el salario mínimo interprofesional en Inglaterra está por encima de los siete euros, con lo cual el hecho de que el precio de la entrada sea cuatro euros superior no implica que su fútbol sea más caro que el que tenemos en España. Además, hace unos meses, la Federación prohibió que los partidos que se juegan el sábado a las 15:00 horas (16:00 en España) fueran televisados en el extranjero durante unas semanas, el objetivo era estudiar el impacto que estaba teniendo la aparición de las parabólicas en la afluencia de público a los estadios. Hasta ahora no se podían ver esos partidos en Inglaterra, y de hecho en esa franja horaria las televisiones inglesas no ofrecen fútbol inglés, sin embargo, gracias a las antenas parabólicas, los pubs podían conectar con canales españoles (por ejemplo) donde sí se podía ver. El estudio reflejó que la afluencia de público a los partidos de las categorías más bajas se mantenía más o menos igual sin importar si podían escoger entre ir al bar o al estadio y por eso hoy se siguen viendo partidos de la Premier fuera de Inglaterra. Y no es algo baladí, si el estudio hubiera demostrado una relación entre ambos hechos la Federación hubiera actuado y se rumoreaba con cortar las emisiones de los partidos del sábado a las 15:00 horas. En España, a diferencia de lo que ocurre en Inglaterra, empezamos la jornada futbolística de Primera División el viernes y la acabamos el lunes, tratando de ocupar todos los horarios posibles y perjudicando a los clubes más modestos ya que todos los partidos son televisados.

Finalmente, el otro gran factor es el económico. El reparto del dinero es bastante más equitativo que en España y eso hace que haya menos diferencias entre los equipos Premier, de hecho entre el equipo que más cobra de la Premier y el que menos cobra existe menos diferencia que entre los dos que más cobran de la Liga y el tercero. Asimismo, el nuevo contrato televisivo de la Premier ha hecho que sus equipos hayan incrementado sus ingresos de forma notable hasta el punto de tener, sin lugar a dudas, una clase media envidiable. Equipos bien gestionados como el West Ham, Stoke City o Crystal Palace pueden pelear por quitarle jugadores a equipos más poderosos como Villarreal, Valencia o Sevilla. Otros, como el Tottenham, han aprovechado el subidón económico para hacerse un campo nuevo. Y para venderlo ya que se jugarán partidos de la National Football League estadounidense (NFL), y cada partido supondrá un ingreso extra para el cuadro londinense. Luego está el vender el torneo. Mientras que en España no acabamos de afianzarnos en el mercado chino, la competición inglesa tiene numerosos adeptos en Oceanía, Asia (particularmente en India, China y Japón), África y América.

Estas son las principales diferencias que nos encontramos al analizar la Premier League y la Liga. Para algunos, la Liga seguirá siendo la mejor competición por contar con los dos mejores jugadores del mundo: Cristiano Ronaldo y Messi. Para otros, la Premier ofrece unas dosis de emoción y un sabor añejo de fútbol que le hacen ser la referencia del balompié mundial. Sea como fuere, ambas competiciones pasan por ser las mejores del planeta y decantarse por una se presenta como una verdadera temeridad. Por cierto, ¿y tú de cuál eres?

Share Button