Rectificar es de sabios

Real Madrid - FC Barcelona

Sergio Ramos ha pedido perdón por su comportamiento en el Clásico, concretamente por su fea entrada a Messi y los posteriores manotazos a Puyol y Xavi. Además, reconoció que al día siguiente llamó a los internacionales españoles para mostrarle sus disculpas. Un gesto que le honra.

Equivocarse es fácil, todos lo hemos hecho en nuestra vida. Lo complicado es reconocerlo, asumir el error. El partido entre el Barcelona y el Real Madrid estuvo lleno de tensión. No es fácil soportar el ‘baile’ que los azulgranas le dieron a los madridistas, de ahí que entienda las múltiples tanganas que se produjeron en el choque. Pero siempre se está a tiempo de rectificar, de pedir disculpas por un comportamiento erróneo, desmedido. Sergio Ramos lo ha hecho, a petición propia, en rueda de prensa.

Detrás de un futbolista siempre hay una persona. El sevillano ha demostrado que, además de ser un grandísimo jugador, es una excelente persona, pidiendo públicamente perdón por su expulsión en el Camp Nou. Pero hay que recordar que en ese partido hubo más personas que se equivocaron, como Piqué (al levantar la mano en señal de provocación) o Guardiola (al negarse a entregar el balón a Cristiano Ronaldo). Igual ellos deberían seguir el ejemplo de Sergio Ramos. No estaría de más.

Share Button